Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 07:53 am

¬ďLos negocios se tienen que manejar paso a paso¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-24 22:08:58

¬ďLos negocios se tienen que manejar paso a paso¬Ē

Ana Francisca Plata T.¬† no puede hablar de su crecimiento como empresaria sin dejar a un lado la fuerza, que seg√ļn ella, ha llevado a que su negocio crezca: Dios.
¬ďLos negocios se tienen que manejar paso a paso¬Ē

Ella es ejemplo de una mujer característica de Santander, ¡echada pa’lante!

Y es que, después de escuchar su historia, parece verdad, como ella dice, que está rodeada de ángeles y bendiciones.

Por eso tiene un ritual muy particular. Cada noche revisa su cuaderno de clientes y cuentas y ora por cada uno para que también corran con la misma suerte de ella.

Historia entre acrílicos

Hace seis a√Īos y medio, despu√©s de tenerlo todo, Ana Francisca qued√≥ pr√°cticamente sin nada.

La ruptura de su matrimonio con su esposo, con quien tuvo tres hijos, la  invadió no sólo de tristeza sino de una gran preocupación de cómo iba a ser su vida en adelante.

Sin embargo ella guardaba lo que hab√≠a podido aprender de tantos a√Īos al lado de su esposo, ya que sacaron la familia adelante con Acriestilos, una empresa de acr√≠licos que ambos administraban.

La suerte no siempre los hab√≠a acompa√Īado reci√©n hab√≠an montado su negocio, las instalaciones de la empresa fueron de las que sufrieron cuando el atentado que sufri√≥ Vanguardia Liberal, por lo que tuvieron que empezar de cero.

Pese a los tropiezos, aprendió a producir  acrílicos de todo tipo y a manejar el negocio. Afirma que siempre procuró dar un buen trato a los clientes y a llevar las cuentas detalladamente de cualquier pago o venta.

Fue después de su separación que tuvo que llevar sus propias riendas.

Al principio optó por montar un negocio de comidas en Pereira. Sin embargo, estando en Bogotá, una llamada de un cliente muy importante para un pedido de acrílicos le marcó el rumbo del negocio que ha logrado sostener.

¬ďEra un ingeniero de una constructora muy importante, que solicitaba un pedido de unos acr√≠licos, un negocio que hab√≠an esperado un a√Īo.

Ese ingeniero es un √°ngel para m√≠. Me convenci√≥ que era yo quien los deber√≠a hacer y no otra empresa. As√≠ que me regres√© a Bucaramanga, con lo poquito que me quedaba hice los avisos como pude¬Ē, relata esta empresaria.

El comienzo no fue f√°cil, las m√°quinas que ten√≠a eran grandes y ¬Ďestruendosas¬í por lo que en ninguna casa de sus familiares los pudo concluir.

As√≠ que corriendo con m√°s suerte le ofrecieron un parqueadero peque√Īo, que con el paso del tiempo y con la llegada de m√°s pedidos termin√≥ siendo insuficiente para lo que necesitaba producir.

Finalmente logró conseguir un local por el que no pagaba más de $200 mil de arriendo con su hermana que vendía celulares.

¬ďEmpec√© a llamar a varios clientes, ten√≠a muchas ganas de trabajar en lo que realmente sab√≠a hacer, acr√≠licos. Nadie me quitaba la idea de continuar con el negocio¬Ē, expres√≥ Plata.

Fue as√≠ como esta empresaria fue ganando terreno, ¬Ņc√≥mo?, ni ella misma sabe por qu√© le iba tan bien, ya que los negocios se fueron dando inclusive sin tener una referencia comercial o alguna propiedad en su nombre.
Después de comprar una pulidora y una sierra, ni el mismo local le aguantaba por lo que también tuvo que arrendar uno cercano que funcionaba como restaurante.

Aunque los tres lotes que tiene para el funcionamiento de su empresa no son todav√≠a suyos, sue√Īa con que su f√°brica tenga una sede propia y seguir aumentando la producci√≥n para poder cumplir los pagos que nunca se imagin√≥ que tendr√≠a a su cargo: n√≥minas, compra de materia prima y cr√©ditos.

Sin embargo, no todo el crédito se lo lleva ella. Las riendas del negocio también las han tomado sus hijos Cristian Alberto y José Mauricio Castellanos Plata, quienes también se han hecho cargo del negocio para poder salir adelante.

Mientras tanto Ana Francisca sigue aferr√°ndose a Dios y a sus oraciones para que el negocio y cada uno de los clientes que entra corran con las mismas bendiciones que ella ha experimentado.

Acrílicos, un negocio que se mueve

El negocio de los productos en acr√≠licos en soluciones pl√°sticas como domos, se√Īalizaci√≥n industrial y arquitect√≥nica, avisos luminosos, exhibidores de calzado, placas reglamentarias para instalaciones el√©ctricas tiene gran cabida en el mercado santandereano. Sobre todo si sectores como la construcci√≥n y la implementaci√≥n de la salud ocupacional en las empresas est√°n en plena expansi√≥n en el pa√≠s y en la ciudad.

De igual forma, la microempresa genera varios productos para las ferias de moda que se realizan a mitad de a√Īo, con el montaje de domos y la comercializaci√≥n de novedosos exhibidores de calzado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad