Sáb Dic 10 2016
21ºC
Actualizado 06:09 pm

Dime lo que comes y te diré quien eres | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-27 05:00:00

Dime lo que comes y te diré quien eres

Muchas personas han adaptado el famoso refrán “dime con quién andas y te diré quien eres” a uno bastante particular: “Dime qué comes y te diré quien eres”.
Dime lo que comes y te diré quien eres

Pues bien, para saber quién es usted solo basta dirigirse a su nevera y analizar qué productos guarda en ella.

Qué tantos productos verdes le dan vida a su nevera, cada cuánto los consume y en qué platos específicos.

Luego puede revisar la alacena y terminar de hacer la evaluación.

A continuación le presentamos la percepción de los expertos en nutrición sobre la importancia de mantener unos buenos hábitos alimenticios y la forma de establecerlos en casa.

Si empieza por usted, seguro su pareja querrá unirse a sus buenos hábitos y por supuesto sus hijos. Incluso en la ciudad se han abierto escuelas de nutrición para que usted aprenda a elaborar platos deliciosos a base de productos cien por ciento nutritivos. Así el cambio no será drástico y al contrario será placentero.

preguntas y respuestas

Guillermo Navarro Betancourt

Doctorado en Ciencias en Nutrición, Asip

¿De qué forma empezar a cambiar esos malos hábitos en familia?

Los hábitos alimentarios deben empezarse a cambiar lo más temprano posible, pues entre más envejecemos los hábitos se vuelven más exigentes.

Y es que debemos entender que todo en alimentación comienza con un gusto o un disgusto, sigue con un hábito y termina en una adicción. La más reconocida: el café o mejor conocido tinto.

¿Cómo hacer de esos cambios una verdadera convicción por parte de todos los integrantes de la familia?

Los cambios verdaderos, útiles y duraderos tienen varias características: nacen de la voluntad y no de la imposición. Por lo tanto, la base de todo cambio es la educación y la motivación correcta.

Los buenos hábitos deben ser sencillos y prácticos, estar acompañados de perseverancia y educación necesaria (conocimiento del tema) para que se puedan implementar.

Los buenos hábitos son progresivos, es decir, se debe dar un paso primero y luego otro, y no todos a la vez.

¿Desde la parte educativa, qué debemos tener claro? ¿Cómo capacitarnos para lograr un beneficio saludable en nuestra alimentación?

Desde la parte educativa, debemos tener claro que debemos invertir en nuestra educación alimentaria y en la de nuestra familia. Invertir tiempo y recursos, los dos valores más escasos en nuestros días. Y una vez que estemos convencidos de ello seleccionar muy bien dónde vamos a recibir dicha educación, para que sea desde una perspectiva adecuada, inteligente, eficaz y segura.

Aprenda a ir de compras

1 Cuando vaya de compras visite el supermercado, el mercado y el granero. Cada tipo de abastecimiento ofrece alimentos muy diferentes en precio, calidad y beneficios sobre la salud.

2  Lleve una lista de mercado cuidadosamente preparada y guíese por ella.

3 Haga el mercado después de haber comido y no cuando se está con hambre, pues es entonces cuando queremos llevar de todo: sea saludable o no.

4 En lo posible, hacer mercado para el día o para la semana. Este último consejo es especialmente útil cuando no se tiene dominio propio suficiente o se quiere controlar el peso.

Efectos de los malos hábitos alimenticios

Si bien es cierto que un niño prefiere una gaseosa que un jugo natural, o un perro o una hamburguesa a una deliciosa ensalada, los padres tienen mucho que ver en este proceso.

Sería bueno que usted se preguntara a qué edad le dio a probar a su hijo la gaseosa. ¿Cuál fue la razón para hacerlo? ¿En realidad él necesitaba conocer dicho sabor?

Según explicó el doctor en ciencias de la salud, Guillermo Navarro, “es mucho lo que se puede decir en cuanto a la nutrición pues casi todos hemos sido educados por la industria alimentaria y no por verdaderos profesionales del tema. Como resultado la ignorancia en el tema es abrumadora”.

Es por eso que el experto explica los errores en cuanto a comidas y bebidas que han dañado nuestros buenos hábitos alimenticios.

LA VOZ DEL EXPERTO

Jairo Ernesto Reyes

Médico homeopático

¿Por qué es importante tener en cuenta la temperatura de los alimentos a la hora de consumirlos?

Cuando los alimentos como las verduras, cereales y granos reciben cocción, se pierden proteínas y encimas.

Un hábito muy importante en casa es evitar el microondas para calentar los alimentos, pues al hacerlo se pierden las proteínas, vitaminas y minerales.

¿Por qué es importante tener un horario fijo para las comidas?

El organismo se habitúa a un ciclo o reloj biológico y comienza a segregar sus ácidos y encimas digestivas a la misma hora. Si  no habituamos al organismo tendremos problemas de gastritis, colon irritable. Lo mejor es consumir en la noche un jugo y un cereal.

¿Qué recomendaciones deben seguir los padres en la preparación de loncheras para sus hijos?

Importante que le den al niño frutas frescas y no alimentos precocidos como los sandwiches de jamón ni los jugos de cajita con preservativos. Lo mejor es que mamá le prepare los jugos en agua con frutas naturales.

Otra alternativa son las malteadas de amaranto que dan índice de proteínas y les alimenta el cerebro.

LISTA

Errores con alimentos

1 Comer demasiados alimentos refinados, es decir, sin fibra, y muy pocos alimentos integrales, es decir, con fibra.

2 Consumimos demasiados alimentos industrializados, es decir, procesados y muy pocos alimentos naturales.

3 Ingerimos muchos alimentos de origen animal (carnes, huevos y lácteos) y muy pocos vegetales (frutas, hortalizas y verduras, cereales, leguminosas y frutos secos u oleaginosos).

 

¿Usted sabe comer?

1¿Para usted sentirse satisfecho es digerir todo lo que le sirven, así los alimentos estén a punto de salirse de su plato?

2 ¿En realidad entre más harinas haya en su plato, menos hambre le dará?

3 ¿Come siempre con afán pues tiene el tiempo exacto para devolverse a su sitio de trabajo?

4 ¿Poco le interesa saber cuál es la calidad de los alimentos y bebidas que ingiere?

5 ¿Por lo general come en un lugar diferente al comedor, viendo la tele, terminando un informe sin concentrarse en su alimentación?

6 ¿No le da importancia a la temperatura de los alimentos?

7 ¿Puede desayunar un día a las 7:00 de la mañana y al otro día a las 10:00 a.m, y el tercer día esperar hasta el almuerzo para ingerir  sus comidas? ¿Si le preguntan a qué hora desayuna, responde que a la hora que pueda?

Respuesta: De responder “sí” a las anteriores preguntas es posible que usted esté cometiendo errores grandes desde la cantidad, combinación, calidad de los alimentos, masticación, solidez de los alimentos, disposición a la hora de comer y beber, orden de las comidas y bebidas durante el día. Otro de los errores más frecuentes es el de la temperatura de los alimentos y las bebidas.

 

Los alimentos y bebidas que no deben consumir los niños

Si usted quiere que su hijo tenga una vida sana, está en sus manos aportarle beneficios desde la alimentación.

Según explicó el doctor en nutrición, Guillermo Navarro, estos son los alimentos y bebidas que debe desechar de su vida diaria.

1. Los alimentos refinados (sin fibra), “puros”: puro dulce, pura grasa, pura harina.

2. Los alimentos industrializados (procesados) o mejor llamados comestibles, rebosantes de aditivos químicos.

3.  Los alimentos de origen animal consumidos en exceso.

4. Las bebidas azucaradas o endulzadas, es decir casi todas, pues son una amenaza silenciosa especialmente para la actual epidemia de sobrepeso y obesidad.

 

Errores con las bebidas

1 Se consume poco agua.

2 Consumimos cantidad de bebidas diferentes al agua, que nos aportan calorías y alteran negativamente el metabolismo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad