Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

¿Aplaudir yo a la era Uribe? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-27 05:00:00

¿Aplaudir yo a la era Uribe?

¿Aplaudir yo a la era Uribe?

La dimensión de la obra de gobierno de Álvaro Uribe Vélez es mucho menos sustantiva de lo que afirman quienes se enriquecieron durante los ocho años que duró. El paso del tiempo la irá decantando y hará visible que mucho de lo que hoy se vitorea tiene más yerros que aciertos.

Durante su gobierno se enriquecieron en proporción geométrica los ricos y aumentó galopantemente la pobreza; la brecha que separa a las clases sociales se profundizó y se disparó la miseria.

Acepto, las acciones en la Bolsa de Valores subieron mucho, las ganancias de las empresas del sector financiero se multiplicaron por siete, pero la pobreza y las desigualdades sociales y económicas crecieron tanto que hoy el nuestro es el país de América Latina que más pobreza tiene y uno de los que más desigualdad tiene en el mundo. Por eso la economía creció pero el país no progresó.

Uribe creyó que al aumentar la riqueza de los dueños de los grandes capitales, ella irrigaría a todas las clases sociales. Eso es erróneo. Los ricos acumularon más capital y los pobres se hundieron en la miseria.

Su gobierno creó gabelas, exenciones tributarias y canonjías sin par para los grandes empresarios, mientras aumentó los impuestos para las clases medias, los asalariados, los medianos y pequeños empresarios, sobre cuyos hombros puso la estructura tributaria, implementando una estructura fiscal injusta.

Es el gobierno en que más corrupción ha habido en nuestra historia. ¿Debo alabar eso?

Las “chuzadas” del DAS, los “falsos positivos”, los negocios de sus hijos, su autoritarismo, Agro Ingreso Seguro, el manejo politiquero de Familias en Acción, ¿debo elogiar todo eso?

No había antecedente en el país de un gobernante que se hubiera rodeado tan mal como Álvaro Uribe. Su manejo de la política exterior fue un desastre. Deja la salud pública en ruinas, el agro destruido, el sector laboral despedazado, trapeó el piso con la Rama Judicial. ¿Será que todo eso lo debo agradecer?

Es autoritario, actúa como un capataz patán e irreflexivo. Durante su gobierno asfixió a las instituciones.

Y su obra estrella, la “seguridad democrática”, es solo una estrategia que no ataca el fondo del problema que son las desigualdades sociales y la miseria.

Así, ¿qué le debo agradecer yo al Presidente saliente?

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad