Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
25ºC
Actualizado 01:13 pm

Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-27 05:00:00

Palabras Inútiles

Demasiados lugares comunes para entender la última pataleta biliosa de los presidentes de las hermanas repúblicas. Ha sido vicio histórico recurrente, que ahora tiene ribetes insospechados. Los enfrentamientos bélicos patrioteros son absurdos e irracionales. Pero las guerras de verdad también. Inventarse un enemigo interno o externo siempre ha sido recurso autoritario de civiles y soldados. Llegamos al último eslabón de la cadena diplomática y tanto de un lado como del otro, nadie cree el cuento de una confrontación bélica. Los réditos  políticos de las contrapartes son innegables y a veces inesperados.
Palabras Inútiles

¿Hasta dónde llega la paranoia de Chávez? Tiene fundadas y sólidas razones, pues son muchas las invasiones y derrocamientos que han ocurrido en el mundo por cuenta del llamado “interés nacional” de USA. Los campamentos de la guerrilla en Venezuela son reales y no burdos montajes mediáticos en el Consejo de Seguridad de la ONU, antes de la invasión gringa a Irak. El cuento de la ruptura y probable “guerra” es también recurso para el manejo de las elecciones de setiembre que tienen tan nervioso a Chávez; y para atornillar y acallar a ese 50% de venezolanos opositores o desconcertados. Y Uribe, claro, ya con el agua por los tobillos por cuenta del portafolio de la corrupción de un prolongado gobierno, con “falsos positivos”,  interceptaciones ilegales y  malas compañías, necesita una espesa cortina de humo para distraer a la opinión pública.

Dicen ahora que la ruptura diplomática es la última jugada maestra  del señor Presidente saliente para llevar las relaciones a cero, lo que sería de enorme beneficio al Presidente Electo. No lo creo, porque igual  cabía la posibilidad de la no ruptura. Que  la Fiscalía General lleve a Chávez o a alguien de su coto a la Corte Penal Internacional, es un verdadero exabrupto. Tal vez se trate de un colosal lapsus o de un deseo subliminal, pues una amenaza de esa naturaleza ronda más por nuestro alto entorno gubernamental. Y queda claro que al Presidente Electo le toca una labor de reinvención y reingeniería total  del Ministerio de Relaciones Exteriores, para que no se confunda más con la dehesa presidencial, el lugar de la componenda tribal o del clientelismo ramplón.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad