Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
24ºC
Actualizado 01:41 pm

Honran Patrimonio vivo de Santander | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-28 05:00:00

Honran Patrimonio vivo de Santander

El jolgorio, las risas, las máscaras, la ropa colorida y hasta la vejiga de la vaca hacen parte de la tradición de Floridablanca. Es algo que no se puede tocar y que no genera dinero, pero que se puede identificar y heredar.
Honran Patrimonio vivo de Santander

Este es el patrimonio cultural inmaterial. ¬ĎLos matachines¬í de Floridablanca hacen parte de √©l y con ellos, otras 12 personas que con su vida y trabajo conservan la cultura de la regi√≥n y que ayer fueron homenajeados a las 3:00 p.m. en un evento organizado por la Gobernaci√≥n como parte de su compromiso con la Unesco: identificar y proteger el patrimonio cultural inmaterial de Santander.

Los homenajeados llegaron desde temprano. Los Luceros de Oiba, un grupo de cantores del folclor comunero, tocaron al mediod√≠a como parte de las actividades de esta segunda jornada de identificaci√≥n del patrimonio cultural inmaterial del departamento. La primera jornada se realiz√≥ el a√Īo pasado por esta misma fecha y exalt√≥ a 43 expresiones culturales, entre ellas a Las Guabineras de V√©lez.

Para elegirlos se realiz√≥ una plenaria en cada municipio donde se invit√≥ a la poblaci√≥n general y se les pidi√≥ a los l√≠deres de las comunidades que enunciaran a las personas que cumplieran con los requisitos para ser declarados patrimonio cultural inmaterial, seg√ļn explica¬† Javier F√©lix, Vig√≠a del Patrimonio cultural de Santander.

El antropólogo escogido para este trabajo y quién se vinculó sobre la marcha en la tarea de la identificación de las personas, Ariel Antonio Palomino, explicó que la clave para hacer la selección tuvo que ver con las raíces populares del oficio que realiza la persona. Por ejemplo, el trabajo con el fique de la tejedora Elena Prada de Velandia en la provincia Guantentina, tiene su base en la resistencia del pueblo de San Joaquín para sobrevivir a la llegada del plástico. Además de que es un oficio heredado de los ancestros indígenas Guanes.

¬ŅY qu√© se gana con el homenaje? B√°sicamente se gana la memoria. El olvido es una caracter√≠stica de las sociedades modernas, dice Palomino y es por esto que el reconocimiento y la memoria son la clave de nuestra cultura.

fICHAS

FELISA ALQUICHIRE, LA HEREDERA DE LOS GUANES

Do√Īa Felisa Alquichire es una mujer campesina por cuyas venas corre sangre Guane y se precia de ser la descendiente directa del pueblo aborigen. Trabaja con el barro artesan√≠as √ļnicas y la comunidad le ha dado tal reconocimiento que fue declarada p√ļblicamente como la ¬Ďalfarera guane¬í de una vereda de Barichara. Do√Īa Felisa tiene 82 a√Īos y una de sus hijas continuar√° con su legado. Asegura que se siente cansada y que espera que se le otorgue una pensi√≥n porque ya no puede trabajar como antes.

HELENA ALICIA VELANDIA DE PRADA, la resistencia del fique

Do√Īa Helena trabaja con el fique hace 50 a√Īos y su legado cultural fue heredado por tradici√≥n familiar, el cual fue trasmitido y socializado en el municipio de San Joaqu√≠n cuando era uno de los mayores pueblos ¬Ďfiqueros¬í de Santander. Do√Īa Helena ha organizado una resistencia cultural al pl√°stico en San Joaqu√≠n¬† y ha convertido sus tejidos en productos apetecidos en el exterior.

JORGE AM√≠LCAR ARDILA, la m√ļsica en la sangre

Don Jorge Am√≠lcar es un educador del pueblo que lleva en sus venas el folclor y la pasi√≥n por el patrimonio cultural inmaterial y que toda la vida ha ense√Īado y difundido los conocimientos acerca del torbellino versiao o mo√Īo y ha luchado en su comunidad por la preservaci√≥n y promoci√≥n de este legado.

JUAN JOS√Č G√ďMEZ, el maestro del folclor

En su natal Betulia Don Juan Jos√© G√≥mez, como m√ļsico de pueblo, ha tenido una lucha persistente por mantener vivo el legado cultural, herencia de sus antepasados y por dar a conocer entre los m√°s j√≥venes la pr√°ctica de la m√ļsica tradicional, inculcando el folclor y la a√Īoranza en las costumbres campesinas. Don Juan Jos√© fabrica instrumentos musicales y tiene escuela de semilleros de amigos de la m√ļsica tradicional, a los que trasmite sus saberes con arraigo en la tradici√≥n cultural del pueblo de Betulia.


ALFONSO CUBILLOS MOLANO, el lucero cantor

Don Alfonso Cubillos y sus ¬ĎLuceros de Oiba¬í son representantes del repertorio musical santandereano, que ha persistido en su legado y se ha mantenido en la Provincia Comunera luchando por la cultura.

 

ALIX ORTEGA DE ALBARRACín, guarapo para la sed

Do√Īa Alix es la vecina del municipio de Surat√° que ejerce un liderazgo en la comunidad y desde hace cinco d√©cadas prepara el guarapo m√°s reconocido en la regi√≥n. En su finca ¬ĎLa Rep√ļblica¬í guarda el secreto que se compone b√°sicamente de mucha panela y, como ella dice, tambi√©n una ¬ďbuena mano¬Ē. Con do√Īa Alix tambi√©n ha sido homenajeado ¬ĎEl Guarapo¬í como una bebida del pueblo trabajador santandereano, bebida que ha estado presente en la vida cotidiana de los campesinos y de los pobladores del territorio andino desde cuando los espa√Īoles introdujeron la ca√Īa de az√ļcar. El guarapo es la bebida que calma la sed porque, como dicen ellos, ¬ďla ca√Īa ha sido amarga para los que la trabajamos¬Ē.

H√ČCTOR HUGO ARTEAGA

Los ¬ĎMatachines¬í nacen el barrio La Cumbre hace 44 a√Īos y don Antonio Reyes y su familia fueron los primeros en traer la idea. Se sacaron ocho matachines y fue un √©xito. H√©ctor viv√≠a en el barrio y de inmediato se vincul√≥ y se convirti√≥ en su principal promotor. Hoy cuentan con 250 matachines que con el colorido de sus trajes y sus coreograf√≠as, as√≠ como el baile carnavalesco, calaron en el coraz√≥n de la regi√≥n. El matach√≠n hace parte de la identidad del pueblo y permanecer√° en el tiempo porque se construye en un espacio a donde llegaron y llegan las gentes de los pueblos y de las comunidades.

NOHEMA CADENA DE BUENO

Las artesan√≠as del ¬ĎPauche¬í de Zapatoca son resultado de la actividad de un colectivo de mujeres entre las que se encuentra Do√Īa Nohema Cadena, que recogi√≥ los conocimientos y las t√©cnicas que tienen que ver con esta materia prima que se extrae de un √°rbol y que permite hacer objetos y figuras para la decoraci√≥n. El haber recuperado un saber hacer que estuvo a punto de desaparecer, como le ocurri√≥ a la tagua en¬† tierras santandereanas, es un gran paso en aras de la salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial y ayud√≥ a construir, con el concurso de otras mujeres, una producci√≥n que ha permitido posicionar el Pauche en el mercado de la artesan√≠a.

JOSE MANUEL ZAPATA, el héroe manatí

Como representante de la comunidad de la vereda el Cerrito del municipio de Sabana de Torres, Juan Manuel se ha dado a la tarea de restaurar y liderar el proceso de recuperación del hábitat del Manatí, el cual se ha convertido en una preocupación por socializar conocimientos y rescatar otros que tienen que ver con la defensa de los ecosistemas amenazados. Un patrimonio natural representado en una especie acuática al borde de su extinción ha llevado a una comunidad a través de este líder a plantearse la urgencia de recuperar el patrimonio cultural inmaterial heredado de sus antepasados.

FRANCISCA BUENO, matrona del algodón

Do√Īa Francisca Bueno es artesana del algod√≥n que con un colectivo de mujeres de Charal√° rescata todos los d√≠as con su trabajo la memoria de un saber hacer que perteneci√≥ al pueblo Guane. Ella y sus compa√Īeras se organizaron en ¬ĎCorpolienzo¬í para sacar adelante el tejido con algod√≥n. Este empe√Īo las llev√≥ a crear la casa comunitaria ¬ĎMuseo del Lienzo de la tierra¬í en Charal√°, donde se exponen prendas que cuentan la historia del algod√≥n y de los textiles santandereanos desde la √©poca de los Guanes hasta su actual renacimiento. Sus compa√Īeras m√°s j√≥venes continuar√°n con el legado.

ALVARO MU√ĎOZ CHAVEZ, silbador del magdalena

Don √Ālvaro Mu√Īoz es un vecino de los barrios populares de Barrancabermeja y como todos los hijos de emigrantes que nacieron en el Puerto Petrolero desde peque√Īos buscaron trabajo y mejores oportunidades de vida. Realiz√≥ diferentes oficios desde muy temprana edad y a los 10 a√Īos un pariente cercano lo inicia en el arte del silbo mel√≥dico convirti√©ndolo en un peque√Īo p√°jaro cantor, heredero del legado cultural. Para √©l no existe melod√≠a dif√≠cil y su hijo ya se entrena para conservar la tradici√≥n del silbo.

POLICARPO HORMIGA BETANCOUR, el curandero mayor

Don Policarpo Hormiga del pueblo de Enciso es portador de esa tradición de la gente de antes, cuando las personas eran muy sociables, atentas y solidarias y además, conocedores de métodos curativos a los cuales se recurría en ciertas enfermedades y trastornos de fácil curación, para lo cual utilizaban plantas medicinales que estaban a su alcance y que crecían en los entornos locales. Para él, las enfermedades más difíciles de curar son la artritis y claro, las del corazón.

 

LUIS ALBERTO PORTILLA JAIMES, maraquero de m√°laga

Luis Alberto es un reconocido ciudadano de M√°laga, que durante toda su vida se entreg√≥ al toque de ¬Ďlas maracas¬í, siendo un creador y animador cultural en tiempos de fiestas y celebraciones populares.¬† Aunque est√° enfermo, comparte su legado cultural aprendido en el paso por la vida militar.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad