Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
23ºC
Actualizado 03:11 pm

Valorización excesiva y por sorpresa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-28 05:00:00

Valorización excesiva y por sorpresa

Valorización excesiva y por sorpresa

La marcha multitudinaria, pacífica y ordenada que llevaron a cabo residentes de vecindades como la de Cañaveral, con el fin de protestar por el cobro sorpresivo pero sobre todo excesivo del impuesto que pretende financiar la vía, debería servir de experiencia para ocasiones por venir, así como argumento para reconsiderar, en lo posible, el monto de la contribución.

La carretera de 2.5 kilómetros que conectaría al sector de El Bosque con el anillo vial, sin lugar a dudas hay que hacerla. Entre otras cosas, porque se pueden contar con los dedos de una mano las obras nuevas realizadas en la ciudad en los últimos años, lo que ha generado un atraso que ha tenido como consecuencia la cuasi parálisis permanente del tráfico que hoy deben soportar Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta.

En otras palabras, la puesta en marcha del proyecto que ayudaría a descongestionar la autopista, no tiene discusión alguna, así como tampoco se puede negar que en la medida de lo posible, quienes se verán beneficiados por la obra deben ayudar a financiarla.

Sin embargo, dos aspectos sí deben ser tenidos en cuenta no solo para este escenario, sino para los que vengan en el futuro. El porcentaje del costo de la vía que se le asignó a la comunidad, que en este caso fue del 100% y la manera de involucrarla e informarla sobre todo el asunto.

Es que el cobro tomó por sorpresa a toda la comunidad. El área metropolitana insiste en que realizó los llamados pertinentes y cumplió con los requisitos de ley, pero a todas luces, esto no fue suficiente. Ante la poca respuesta de la ciudadanía a las convocatorias del área metropolitana sobre la obra, salta a la vista que se ha debido hacer más y no simplemente limitarse a lo que estipulan las normas. Y es en ese punto donde está el primer error.

Sin embargo, el segundo es más grave. Y es más grave, porque si bien como se manifestaba párrafos arriba, se puede justificar en cierto modo que quienes se verán beneficiados por la transversal ayuden a sufragar sus costos en alguna medida, no tiene presentación que deban hacerlo en un 100%.

Los habitantes de Floridablanca pagan de por sí unas de las tasas impositivas más altas del país que en honor a la verdad, en poco o nada se ven reflejadas en obras para la comunidad. Para mencionar tan solo un ejemplo, barrios que contribuyen en alta cuantía a los fondos del municipio como Cañaveral, a duras penas tienen un solo parque recreativo y su estado es lamentable; y hablar del triste estado de las calles o la suciedad de las mismas ha sido ya tema recurrente en distintas columnas de opinión.

En resumidas cuentas, la Transversal debe construirse pero el Estado al que puntualmente los contribuyentes le pagan sus obligaciones, debería ayudar con los costos. De la misma manera, para próximas oportunidades los encargados de socializar los proyectos deben ir más allá de limitarse a cumplir los requisitos mínimos contemplados por la ley y asegurarse de que efectivamente quienes se verán afectados puedan expresar sus opiniones, antes de enfrentarlos a hechos cumplidos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad