Movilizándonos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Ene 19 2018
20ºC
Actualizado 09:20 pm

Movilizándonos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-28 05:00:00

Movilizándonos

“Somos los demás de los demás”, dice la canción de Alberto Cortés que se me vino a la mente cuando leía el informe de Vanguardia Liberal del pasado 26 de Julio sobre la movilidad en nuestra ciudad. Textualmente decía que “nuestra capital debe avanzar de manera más firme hacia la adquisición de actitudes cívicas…” Está demostrado que es insuficiente la construcción de vías, el establecimiento de normas, el diseño de nuevas estrategias, si no existe cultura ciudadana, sentido social y alteridad o conciencia del otro. Vivimos con otros iguales a nosotros y si los ignoramos, es imposible convivir civilizadamente.
Movilizándonos

Tener un carro por cada miembro de la familia, parquear donde primero se nos ocurre, no querer caminar, irrespetar las normas de tránsito, pagar sobornos, circular con automotores viejos y descuidados, ofrecer servicios de transporte piratas, conducir motocicletas por los andenes, son algunos ejemplos de incultura ciudadana e irrespeto a la ciudad y a nuestros congéneres. Esta problemática no la resiste ninguna ciudad, pues comporta elevados costos sociales, ambientales, económicos y de salud.

La cultura ciudadana, según Antanas Mockus, “es el conjunto de costumbres, acciones y reglas mínimas compartidas, que generan sentido de pertenencia y conducen al respeto del patrimonio común y al reconocimiento de los derechos y deberes ciudadanos” y es ahí donde debe hacerse el énfasis en problemas como éste. La regulación legal es necesaria, pero la auto-regulación, es decir el desarrollo de la propia conciencia, el actuar por convicción y responsabilidad por el bien común, lo es aún más porque da paso a la alteridad. Refiere el eticista Español Luis José González que la alteridad también permite romper con la impotencia frente a los grandes problemas y transformar la situación. Además, desarrolla la fraternidad, como reconocimiento y búsqueda desinteresada de la realización del otro, y finalmente facilita la identificación o conciencia de comunidad, de ciudad o de pueblo. Como el mismo autor cita, “La persona que encarna el hábito de buscar el bien, tanto para sí mismo como para los demás, es persona virtuosa”

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad