La OEA, ¿Organización ineficaz? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

La OEA, ¿Organización ineficaz? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-29 05:00:00

La OEA, ¿Organización ineficaz?

Los antecedentes de su creación se remontan a 1890, cuando en Washington se estableció la Unión Internacional de las Repúblicas Americanas y su Secretaría permanente. Muchos años después, cuando se inauguraba en Bogotá el 9 de abril de 1948, la IX Conferencia Panamericana, la turbulencia que desató el asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, empañó tal actividad, llenando de sombras y sangre nuestra nación. En mayo de 1948 fue creada y su primer Secretario General fue el Doctor Alberto Lleras Camargo quien ocupó el cargo hasta 1954 e hizo una labor extraordinaria reconocida por todas las naciones que en número de 34 integran como países miembros la OEA.
La OEA, ¿Organización ineficaz?

Después de su salida, por lo menos otros nueve personajes de distintas nacionalidades la han presidido, con relativo éxito. Hoy, la gran mayoría de los ciudadanos de los Estados que la conforman, creemos que sus decisiones que deben ser vinculantes, nadie las acata; el respeto de liderazgo de quienes la presiden ha caído notoriamente; algunos gobernantes la menosprecian, además de insultar y mofarse de sus Secretarios Generales. Todo este enrarecido ambiente genera escepticismo sobre la efectividad de un organismo que se supone fue creado, para oficiar como gran arbitro en los numerosos litigios que se presentan entre los países de América Latina. Si se examinan los objetivos de la OEA, como ser un foro para la integración y la toma de determinaciones de ámbito americano, fortalecer la paz y seguridad, consolidar la democracia, promover los derechos humanos y construir relaciones más fuertes entre sus miembros, calculo que el 90% de esos propósitos, son un saludo a la bandera.

Hemos sido testigos de que al seno de esa Corporación se han hecho graves denuncias de países que en estos momentos violan la libertad de prensa y expresión, atentan contra la propiedad privada, desatienden las pruebas que sobre complicidad con el terrorismo se presentan y ante todo esto, resulta desconcertante la posición de los representantes de las demás naciones, que observan impávidos y hacen “mutis por el foro” a estas delicadas acusaciones. Hace unos días leímos en un medio escrito que el Secretario General ante tantos desafueros había expresado que cada país debía preocuparse por arreglar sus problemas, poniendo en tela de juicio su mismo liderazgo. Ese tipo de respuestas insulsas, ratifican nuestra preocupación por el futuro de la OEA. Quisiéramos desterrar de nuestra mente, con algunas honrosas excepciones, que allí lo que se alberga es una atractiva burocracia diplomática, que poco se interesa por resolver los problemas que les corresponde.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad