Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

La seguridad económica | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-29 05:00:00

La seguridad económica

La seguridad económica

Estos principios que sirvieron ayer son los mismos que sirven hoy y servirán para siempre porque son principios que han nacido de leyes universales que gobiernan la prosperidad en toda época.

Cualquier persona, sin importar su raza, nacionalidad, estudios regulares, puede acceder a la riqueza si aplica rigurosamente los principios universales. Eso sí, se trata de un trabajo constante, honrado y constructivo. No existen los atajos para enriquecerse de la noche a la mañana, sin esfuerzo, por un golpe de suerte o azar.

La verdadera riqueza no es poseer y acumular; sino tener para poner al servicio del progreso personal y de la humanidad. Compartir los bienes creando empresas, ayudando a obras de beneficencia y bien común, estimulando la ciencia y la cultura: esa es la misión de la riqueza. Atender las verdaderas necesidades, las que tienen que ver con la vida, es el propósito del dinero. Una necesidad que no puede atenderse equivale a pobreza. El dinero es para enriquecer la vida en todos sus aspectos.

El dinero es un gran medio para atraer grandes bienes a la vida  propia y grandes bienes para los demás. El dinero además, está disponible para todos, como el aire y la luz del sol; importa atraerlo, contestarlo, merecerlo con el esfuerzo, con el trabajo y siguiendo un plan eficaz; el capital se forma, no con lo que se gana, sino con lo que se ahorra. Nunca un sueldo elevado ha garantizado la formación de capital.

En cambio un ahorro, así sea pequeño pero constante, ha sido generador de riqueza y progreso. El ahorro es la columna vertebral de la riqueza.

Para proteger la economía es necesario cerrar la puerta al derroche, al libertinaje; eliminar los caprichos costosos, la vanidosa ostentación.

“Gran renta es la economía” (Cicerón)

Vivir bien con menos de lo que ganamos, puede ser un juego divertido. Aprender SIN, tantas cosas y tantos caprichos, puede dar sentido la vida.

El ahorro óptimo es el 10% de todo ingreso antes de pagar sus cuentas.

Quien no ahorra, así trabaje largas y penosas jornadas, no será rico.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad