Alcaldía reconoce que no se aplica el Manual de Policía | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
19ºC
Actualizado 08:12 am

Alcaldía reconoce que no se aplica el Manual de Policía | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-29 05:00:00

Alcaldía reconoce que no se aplica el Manual de Policía

¬ŅLe molesta el ruido que hace su vecino todas las noches con el equipo de sonido a todo volumen? ¬ŅEst√° cansado de limpiar las heces que dejan los perros frente a su casa? ¬ŅYa no se aguanta el estr√©s que le causan los conductores de bus que parquean donde les da la gana? ¬ŅLo irrita ver que las calles de la ciudad se convirtieron en verdaderos basureros?
Alcaldía reconoce que no se aplica el Manual de Policía

Pero a√ļn m√°s, ¬Ņsab√≠a usted que en Bucaramanga existe un manual que defiende sus derechos y sanciona a todos los¬† que atentan contra las normas m√≠nimas de convivencia?

En noviembre de 2006, el Concejo de Bucaramanga aprobó la implementación del Manual de Policía, Convivencia y Cultura Ciudadana, el cual planteaba restricciones, herramientas y medidas coercitivas para este tipo de situaciones que se presentan a diario en la ciudad.

Este documento comenz√≥ su vigencia a finales de 2007 y planteaba sanciones para los infractores como el trabajo comunitario, amonestaciones verbales en p√ļblico o la revocaci√≥n de la licencia, en el caso de los locales comerciales.

Sin embargo, varios funcionarios p√ļblicos y expertos aseguran que en la actualidad este manual est√° lejos de cumplir ese ideal y en el mejor de los casos ¬ďs√≥lo se aplica parcialmente¬Ē.

Basta con ver el centro de Bucaramanga. En horas del mediod√≠a es muy com√ļn ver peatones, bicicletas y hasta ¬Ďzorras¬í recorriendo el carril exclusivo de Metrol√≠nea, personas que no usan los puentes peatonales o botan basura, conductores mal parqueados o que irrespetan las cebras y vendedores ambulantes que invaden el espacio p√ļblico.

De hecho, a pesar de que ya han pasado casi tres a√Īos desde que entr√≥ en vigencia el manual, pocos en la ciudad lo conocen y lo peor, nadie asume la responsabilidad de su ejecuci√≥n, pues unos dicen que no es competencia de ellos, otros, como la Direcci√≥n de Tr√°nsito, aseguran que no tienen personal; la Polic√≠a Metropolitana afirma que ha atendido los casos que se denuncian, pero que las herramientas para aplicar las sanciones comunitarias no est√°n reglamentadas. El gobierno municipal, por su parte, sencillamente reconoce que fall√≥ en la socializaci√≥n, pero se excusa en la falta de recursos.

¬ŅLetra muerta?

Uno de los m√°s interesados en que se implemente en su totalidad el Manual de Pol√≠cia, Convivencia y Cultura Ciudadana es el gerente de Metrol√≠nea, F√©lix Francisco Rueda Forero, quien ha insistido en que se apliquen sanciones a los infractores, especialmente frente a los casos que se han presentado en los √ļltimos meses de peatones lesionados y por el deterioro de algunos de los buses, por culpa de los usuarios del sistema y particularmente de quienes invaden el carril exclusivo.¬† De hecho, el origen del proyecto se dio teniendo en cuenta el futuro nacimiento del Sitm.

La pregunta en este caso es ¬Ņqu√© ha pasado con esta iniciativa y, particularmente, con dos temas que, seg√ļn √ďscar Omar Orozco, ex concejal y ponente de proyecto de acuerdo, eran claves para el √©xito de la implementaci√≥n del manual: la socializaci√≥n y la aplicaci√≥n?

Frente al primer aspecto, el edil asegur√≥ que una universidad hizo un estudio y que ya se ten√≠a definida una estrategia que costaba en ese entonces $600 millones, que ¬ď inclu√≠a la impresi√≥n de folletos y cat√°logos, as√≠ como charlas y otras actividades, pero no se hizo como se ten√≠a presupuestado, no s√© qu√© pas√≥¬Ē.

Incluso, dentro del mismo proyecto de acuerdo, se planteaban estrategias como incentivos para los barrios m√°s c√≠vicos y la realizaci√≥n de campa√Īas de formaci√≥n, pero esto tampoco se realiz√≥.

Al respecto, el saliente Secretario de Gobierno, √Čdgar Fernando Salcedo Silva, reconoci√≥ que la socializaci√≥n del manual no ha sido efectiva y agreg√≥ que ¬ďprobablemente hemos fallado en darlo a conocer a toda la comunidad¬Ē.

No obstante, coment√≥ que al comienzo de la administraci√≥n de Fernando Vargas se realizaron campa√Īas de informaci√≥n en los barrios con la ayuda de la Polic√≠a Comunitaria, a las que estuvieron invitados l√≠deres de cada sector: ¬ďSe hizo de esta manera porque no hab√≠a recursos¬Ē.

El Funcionario agreg√≥ que la Alcald√≠a ¬ďha hecho muchos esfuerzos para mejorar la cultura ciudadana y recuperar el espacio p√ļblico¬Ē, como la reubicaci√≥n de los vendedores ambulantes, la vinculaci√≥n a las empresas en el cuidado de los parques y la implementaci√≥n de campa√Īas en el municipio.

¬ŅPor qu√© no se aplican las sanciones?

En el caso de las sanciones, el comandante de la Polic√≠a Metropolitana de Bucaramanga, Yesid V√°squez Prada, indic√≥ que las denuncias que se presentan son atendidas por los agentes de la instituci√≥n y que en esos casos se procede con amonestaciones privadas o p√ļblicas, tal y como est√° estipulado en el manual.

Este tipo de sanciones b√°sicas, sin embargo, ya estaban contempladas en el C√≥digo Nacional de Polic√≠a y seg√ļn V√°squez Prada, presenta limitantes en la Ley, pues las multas que se plantean ¬ďson irrisorias, hay unas que s√≥lo valen como $500¬Ē.

Además, no hay forma de cobrar la cartera en el caso de estas sanciones económicas, tal y como sucede en el caso de los peatones, pues no hay una base de datos destinada a estas denuncias, como sí sucede en el caso de los vehículos con el Runt y la tarjeta de propiedad.

Estas dificultades fueron tenidas en cuenta por los concejales que aprobaron el proyecto de acuerdo, quienes le dieron prioridad a sanciones de tipo pedag√≥gico y social, como los ¬Ďcomparendos¬í educativos y el trabajo comunitario.

No obstante, ¬ďeso ten√≠a que ser reglamentado por el gobierno municipal y eso nunca se hizo, de all√≠ que nosotros no podemos recurrir a estos mecanismos¬Ē, aclar√≥ el comandante de la Polic√≠a Metropolitana.


¬ŅQu√© plantea el manual?

El Manual de Polic√≠a, Convivencia y Cultura Ciudadana, contiene 198 art√≠culos que definen algunas restricciones, deberes y derechos de los habitantes del municipio en temas puntuales como el espacio p√ļblico, el comportamiento de los peatones, el cuidado de las fuentes h√≠dricas, el tratamiento de las basuras, la contaminaci√≥n auditiva, la conservaci√≥n de parques y jardines, la protecci√≥n del patrimonio cultural y la convivencia con los vecinos, entre otros.

En la actualidad, la √ļnica forma de tener acceso a √©l es en el Concejo de Bucaramanga solicitando una copia de los dos proyectos de acuerdo, pues no se publicaron los folletos que en un principio se pensaban difundir.

El documento recomienda, adem√°s, la implementaci√≥n de estrategias de formaci√≥n en cultura ciudadana como caminatas ecol√≥gicas, jornadas de siembra de √°rboles y campa√Īas de buena vecindad, adem√°s de informaci√≥n sobre los derechos de los ciudadanos en cuanto a los servicios p√ļblicos, entre otros.

LISTA

Algunas sanciones que plantea el manual

¬ē Amonestaci√≥n en privado.

¬ē Represi√≥n en audiencia p√ļblica.

¬ē Expulsi√≥n de sitio p√ļblico.

¬ē Promesa de buena conducta.

¬ē Trabajo en obra de inter√©s comunitario.

¬ē Multas.

¬ē Retenci√≥n transitoria hasta por 24 horas.

¬ē Arresto supletorio.

¬ē Suspensi√≥n de permiso o licencia (en el caso de los establecimientos p√ļblicos).

¬ē Cierre temporal del establecimiento.

No es el √ļnico caso

Algunos funcionarios indicaron que el caso del Manual de Polic√≠a, Convivencia y Cultura Ciudadana no es el √ļnico que en el papel se ve muy bien, pero que en la pr√°ctica no opera. Otros ejemplos son el del ¬Ďcomparendo¬í ambiental, que tampoco ha podido ser ejecutado de manera efectiva, as√≠ como algunas multas contempladas tanto en el C√≥digo Nacional de Tr√°nsito como en el C√≥digo Nacional de Polic√≠a que ¬ďnunca se han impuesto porque no hay mecanismos para hacerlo¬Ē. Otro caso concreto, seg√ļn Yesid V√°squez Prada, comandante de la Polic√≠a Metropolitana de Bucaramanga, es el de la llamada Ley de Peque√Īas Causas o de Delitos Menores, ¬ďen donde a√ļn no se ha podido definir una forma eficiente de sancionar e investigar a los responsables¬Ē.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad