Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
21ºC
Actualizado 09:34 am

Los verdaderos delincuentes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-11 01:14:05

Los verdaderos delincuentes

Los verdaderos delincuentes

La analogía no es agradable, pero retrata, a mi juicio, la situación de un país que ha sufrido de todos los males y que, para curarse de esto, debe exponerlos al escrutinio universal.

Parte de esta nauseabunda gusanera han sido los delincuentes de todos los pelambres que se han convertido en acusados y acusadores y que mantienen una guerra constante que confunde a la justicia y a la opinión pública por igual.  

Que determinado delincuente acusa a un parlamentario, a un ministro, a un magistrado, que otro integrante de una de tantas mafias que operan en el país levanta cargos contra un criminal reconocido, antiguo socio suyo, y que este criminal, a su vez, pone contra la pared a un colombiano cualquiera que termina investigado con o sin razón, cuando no en la cárcel.  Acusado y acusadores por todas partes en el estallido de la llaga, mientras el país entero, estupefacto, baila al ritmo de sus canciones.

Esta situación, desde luego, es bienvenida, porque permite que, de alguna manera, se sepa de una vez por todas, lo que ha sucedido en nuestra patria durante tanto tiempo. Lo malo es que muchos inocentes tengan que pagar el precio de presos señalados por  la farcpolítica, la parapolítica, la yidispolítica o lo que sea, ya que más de una persona aprovechará el desorden para pasar cuentas de cobro por razones distintas a las que usualmente se alegan en los tribunales.

Se dirá desde luego que “Quien nada debe nada teme” y que los libres de pecado siempre consiguen probar su inocencia, pero no del todo: en un país acostumbrado a creer lo peor de sus semejantes ¿quién le restituye la honra a un ciudadano injustamente en esta guerra sucia? ¿Y qué pensar cuando esta guerra, como lo estamos viendo, llega a los propios estrados,  como actualmente sucede en la Corte Suprema?..

Pero todavía hay algo peor: no poder establecer, en determinado momento, cuáles son los verdaderos delincuentes o, por decirlo así, “peores delincuentes”, si los que se nutrieron en el hampa organizada o aquellos a quienes el país ha entregado funciones de responsabilidad en defensa de sus derechos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad