Uno de los lastres citadinos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Feb 18 2018
22ºC
Actualizado 05:49 pm

Uno de los lastres citadinos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-11 01:19:02

Uno de los lastres citadinos

Bucaramanga se conoc铆a en el concierto nacional como urbe ordenada, aseada, donde las normas del tr谩nsito vehicular eran respetadas por la cultura de sus gentes y porque la autoridad era implacable en la exigencia de su estricto cumplimiento.
Uno de los lastres citadinos

Hoy, para infortunio y deshonra de la administraci贸n de Fernando Vargas, el comportamiento general de la Direcci贸n de Tr谩nsito no solo le acarrea p茅sima calificaci贸n, sino que, con su incapacidad, negligencia, indiferencia y carencia absoluta de t茅cnica y diligencia operativas y administrativas, le convierte su administraci贸n en otra p茅sima alcald铆a por nosotros padecida.聽 Sus peores alcaldes anteriores, no solo estimularon el mantener dicha dependencia como antro pol铆tico y cloaca politiquera; estimularon que la inoperatividad y corrupci贸n se le enquistaran como doctrina de funcionamiento.

En aquellas administraciones, con normas, imposiciones y sanciones se cometieron todo tipo de atropellos, abusos, e irregularidades en contratos y adjudicaciones y se trat贸 a puntapi茅s a los conductores extorsion谩ndoseles p煤blicamente. Por ello, la ciudadan铆a rechaz贸 cualquier cultura en materia de tr谩nsito protestando y buscando la manera de sabotearla para defenderse de los atropellos.

Hoy el caos es id茅ntico en intensidad pero a la inversa: no hay autoridad; se ha abandonado la ciudad en materia de tr谩nsito para que cada quien haga lo que le provoque; para que conductores, especialmente de servicio p煤blico en todas sus modalidades y los motociclistas en general, conviertan a la ciudad en un pandemonio, con accidentes y muertes por doquier, violaci贸n flagrante de todas, absolutamente de todas las normas de tr谩nsito, alf茅reces irresponsables, sem谩foros desincronizados o sin trabajar, todas las prohibiciones cometidas desafiantemente delante de las mismas autoridades y el orden entonces en manos del machete, del rev贸lver y del garrote particulares.

Al no gozar las placas de Bucaramanga del respeto y la confianza que impon铆an, pensamos que se corrompi贸 la sal y al o铆r los comentarios de propios y extra帽os sobre el tr谩nsito en la ciudad, no podemos entrar a contradecirlos porque su evidencia es patente: La autoridad competente, esto es, la Direcci贸n de Tr谩nsito, es un ente incapaz, desarticulado, inservible y en suma, perjudicial.

ESCRITOR聽聽 ITO

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad