Temas que no debe tocar en una discusión | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Nov 18 2017
19ºC
Actualizado 06:39 pm

Temas que no debe tocar en una discusión | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-31 05:00:00

Temas que no debe tocar en una discusión

“Si tu papá es así por qué me reclamas que yo sea infiel” “Y qué me dices tú cuando estabas soltera y salías con un hombre casado”.
Temas que no debe tocar en una discusión

“No vengas a decirme nada cuando tu mamá es igual”.

“Si tu hermano es un holgazán, cómo puedes juzgar así a mi familia”.

Estas son frases prohibidas en el momento en que usted discute con su pareja.

No tiene nada qué ver ni su pasado, ni su familia, ni los comportamientos de terceros. Mucho menos las confidencias que alguna vez tuvo con esa persona.

No hay nada más molesto que además de que ‘le saquen a relucir la mamá’, realicen comparativos incómodos, o se queden en episodios del pasado que ya no hacen parte de su realidad.

Además de este tipo de temas incómodos están aquellos relacionados con la condición social, la clase o educación, el estrato o la apariencia física de la persona con la que se discute.

Decirle al otro en plena discusión, “pero qué me vas a entender si eres un campesino”, “cómo vas a saber de negocios si nunca tocaste las puertas de una universidad” o “se me olvidaba de dónde vienes”, pueden encender la discusión y terminar incluso de los cabellos.

Por eso es importante que cuando usted tenga que discutir lo haga de la forma más tranquila, enfocándose en el hecho preciso y sin dar golpes bajos en el ego del otro.

Recuerde que para discutir también es necesario aprender.

Se cierra la puerta a la confianza

Usted puede terminar pagando un error toda la vida. Tal es el caso de las frases que en un momento de efervescencia salen a la luz pública.

Ese secreto, una ofensa contra los padres, esa confidencia que alguna vez le hizo su pareja o su mejor amiga, puede quedar al descubierto en una discusión y acabar con la confianza que alguna vez se depositó en el otro.

“Esa persona queda curada, lisiada, y lo más probable es que no vuelva a confiar en la persona que usó su vida privada como arma en una discusión. En el caso de que se dé la situación dentro de las relaciones de pareja, se puede cerrar la puerta de la confianza”.

Así lo explicó la psicóloga María Hernández Cabarique, quien además argumentó la importancia de mantener la privacidad de ciertos temas con la pareja.

Frente al tema coincidió la psicóloga Sonia Pacheco Rojas, al indicar que “no todo lo debe saber la pareja. La confianza debe existir pero es importante saber qué contar, pues como personas solemos usar información que puede ser contradictoria para nosotros mismos con el tiempo. El ser humano es muy sensible y tiende a defenderse de sus malas acciones, justificándose en el otro”.

preguntas y respuestas

Sonia Pacheco Rojas

Psicóloga

¿Qué actitud debemos tomar en el caso de recibir una ofensa de ese tipo durante una discusión? ¿Cómo no caer en el mismo juego?

Normalmente en esos estados es difícil controlar emociones y sentimientos. Lo ideal sería poder controlarnos en ese momento, tener el autocontrol.

En ese momento la única y buena estrategia es retirarse de la escena, y que esa persona tome el tiempo necesario para que sin soberbia ni ira, ni mal genio, pueda pensar y analizar las cosas.

Es necesario bajar los niveles de ansiedad y agresividad, respirar hasta diez funciona muy bien aunque la gente no lo crea.

Cuando estamos en el papel de ofendidos, ¿cómo curar esa herida que nos propició el otro en plena discusión en pareja?

Es saludable poder comentar lo que sucedió pero en términos adecuados, que sea en una atmósfera diferente, de lo contrario se vuelven a alterar los estados emocionales. Es empezar por decir “a mí me encantaría que en la próxima ocasión no toques ciertos temas que me molestan”. Es hablar en primera persona, porque las verdades no se defienden a gritos, se defienden de buena manera y con tranquilidad.

preguntas y respuestas

María Hernández Cabarique

Psicóloga

¿Qué pasa con la persona que busca la ofensa o el lado débil del otro en una discusión?

Por lo general una persona que se comporta así tiende a buscar la debilidad del otro para ganar la pelea. Para ellos la forma más fácil de ganar en la discusión es retomando errores del pasado del otro, con el fin de reprocharlos todo el tiempo.

Eso sólo va a generar que la persona que escucha la ofensa reaccione de la misma forma, se caiga en el juego y se evada el problema real.

En el caso de las mujeres se tiende a exteriorizar esos temas que han ido guardando día a día, esos sentimientos que se han reprimido. Los hombres al contrario, tienden a usar como forma de ofensa la familia de ella.

El caso es que quien asume así una discusión personal tiende a buscar la debilidad del otro para manipular. Son personas que creen que en las discusiones el que se rinde es el que pierde mientras ellos ganan.

¿Hasta dónde puede llegar una discusión de este calibre?

Se puede llegar incluso al golpe, a la agresión, pues una de las dos partes no va a aguantar las ofensas. Por eso lo importante es que antes de que se salga de casillas uno de los dos ponga un freno a la situación. De lo contrario se puede pasar a agredir la autoestima del otro, a generar un daño psicológico. A veces se puede pasar de un comentario a otro aún más delicado, incluso empezar a atacar la autoestima del otro.

¿Cómo enfrentarse a ese comentario que le duele tanto cada vez que se lo recuerdan?

Es posible que ese comentario u ofensa se vuelva aceptable de tanto ser escuchado de boca del otro. Eso puede ayudar a que ya no genere mucho conflicto interno. Desde ese mismo momento deja de ser problema personal y pasa a ser del otro que no lo ha podido superar.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad