Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 06:49 pm

Metamorfosis del Santander | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-02 05:00:00

Metamorfosis del Santander

Impregnado de tradición e inmerso en la cotidianidad, el Parque Santander de la capital santandereana ha sido testigo mudo de las visitas de grandes presidentes, de intelectuales y demás políticos, quienes levantaron allí sus tribunas en medio de la espesa vegetación del ayer.
Metamorfosis del Santander

Su construcción fue liderada por tres comités cívicos, en diferentes épocas del siglo pasado.

El lugar se conoci√≥ al principio como ¬ĎPlaza Bel√©n¬í; despu√©s fue bautizado con el nombre del ¬ĎPr√≥cer de las Leyes¬í.

La estatua estuvo a cargo del escultor franc√©s Raoult Verlet, en 1922. Entre tanto, los dise√Īos de la plaza y del pedestal los elabor√≥ el escultor italiano, Pedro Col√≥n Monticout.

La placa de Francisco de Paula Santander la dibujó el profesor, Luis Céspedes.

Al principio, la hoy mítica estatua estaba situada en el centro del parque y sobre sus costados oriental y occidental existían unos coloridos jardines; uno de ellos enarbolaba el Escudo de Colombia.

La antigua fuente, demolida hace apenas un mes para darle paso a una nueva ¬Ďpila¬í que lleva el nombre de ¬ĎCalentamiento Humano¬í, fue inspirada en el pasado en tres elementos fundamentales de la creaci√≥n de la humanidad: aire, tierra y agua. El viejo dise√Īo fue obra¬† del artista, Jorge Iv√°n Arango.

Los candelabros merecen un cap√≠tulo aparte, pues la historia de ellos se remonta a 1926. Fueron importados de Francia, por el se√Īor Alfonso Silva Silva. Sus caperuzas eran de vidrio esmerilado y las pantallas fueron ¬Ďbordadas¬í en cobre repujado.

La llegada de los candelabros a la Ciudad de los Parques no fue gratuita. Vinieron a complementar la majestuosa campa√Īa que ¬Ďerigi√≥¬í la famosa Plaza Bel√©n.

Contaba el se√Īor, Jaime T√©llez Salazar que cuando se trajeron a esta ciudad, los candelabros aparecieron ligeramente averiados: ¬ďde manera personal me ocup√© de desarmar uno de ellos para tomar sus partes como moldes y hacer fundir en hierro las piezas necesarias y recuperarlas¬Ē.

Dice que, en el caso de una de las pantallas fue necesario tomar el molde en un trozo de madera que pesaba m√°s de cuatro arrobas: ¬ďse llev√≥ a la f√°brica de ollas de aluminio de Prieto Hermanos, en Gir√≥n, para all√≠ ser formada en una l√°mina especial de este material, la cual debi√≥ ser tratada en cobre y luego oxidada en Talleres Darco¬Ē.

Durante los 70, el parque sufrió una reforma. El trazo interior perdió sus graciosas curvas, las cuales fueron reemplazadas por andenes rectos y diagonales, delimitados por muretes enchapados en gravilla lavada.

La verdad muchos han sido los cambios, algunos de ellos captados en valiosos registros gr√°ficos, los cuales nos permiten hoy hacer un √°lbum singular y nost√°lgico.

Momento crucial

El 14 de diciembre de 1895, Eusebio Cadena Rey, reconocido doctor de nuestra ciudad, le vendió su casa de habitación, situada en la esquina noroeste de esta zona céntrica, a la Parroquia de La Sagrada Familia.

La venta se hizo por petición del sacerdote, Joaquín Uribe Villareal, y de algunos vecinos interesados en establecer allí la iglesia.

Un buen tiempo despu√©s, el 3 de julio de 1912, el Concejo de Bucaramanga autoriz√≥ al Personero para celebrar un contrato con el representante de la iglesia, a fin de comprar para el Municipio el lote del terreno conocido como ¬ĎPlaza Bel√©n¬í.

Una vez la parroquia y el municipio llegaron a un acuerdo, respecto al precio de la plaza, el Concejo celebró su adquisición para la ciudad.

Para entonces se hicieron grandes festejos, de manera especial durante la semana del 20 de julio del mismo a√Īo.

En 1914 se dispuso el nuevo nombre del lugar, que a partir de entonces dej√≥ de llamarse ¬ĎPlaza Bel√©n¬í para empezar a ser reconocido por todos los bumangueses como Parque Santander.

LA M√ĀS RECIENTE RENOVACI√ďN

La fuente del Parque Santander acaba de ser objeto de obras de restauraci√≥n. El m√≠tico hex√°gono con chorros de agua que acompa√Ī√≥ a los santandereanos por m√°s de 30 a√Īos, fue demolido. Esta obra, a decir verdad, ha sido refutada por muchos historiadores y varios artistas locales.

Los nuevos trabajos de adecuaci√≥n, impulsados por la Alcald√≠a de Bucaramanga, contemplaron cambios con ocasi√≥n de la conmemoraci√≥n del Bicentenario de la Independencia. La nueva fuente, que ahora lleva el nombre de ¬ĎCalentamiento Humano¬í, pretende crear consciencia sobre el fen√≥meno del aumento en la temperatura de la atm√≥sfera terrestre y de los oc√©anos en las √ļltimas d√©cadas.

Tras el dise√Īo nuevo, elaborado por un reconocido artista bogotano, el escenario tiene una altura cercana a los 15 metros. Adem√°s de murales y manantiales multicolores, la fuente dispone de la escultura de un hombre y una mujer sosteniendo entre sus manos un globo terr√°queo, el cual tiene 2 metros di√°metro.

UNA IMAGEN M√ĀS MODERNA

El Parque Santander se convertiría en un lugar con un mobiliario urbano contemporáneo; que conservaría las luminarias patrimoniales; con un piso dinámico y con nuevos flujos peatonales y, sobre todo, con áreas para la expresión cultural.

El nuevo dise√Īo fue planteado hace dos a√Īos por cinco j√≥venes profesionales, quienes unieron sus talentos parar proponer, sin ning√ļn inter√©s distinto al civismo, una acci√≥n concreta para recuperar este escenario.

Los arquitectos Alejandro Murillo y Alejandro Ord√≥√Īez; el economista Diego Silva, as√≠ como los historiadores Mar√≠a Fernanda Reyes y Sebasti√°n Mart√≠nez, son los promotores de la iniciativa, la cual est√° respaldada por el llamado Colectivo Interdisciplinario en Temas Urbanos, CITU.

Ellos le apuestan a un proyecto integral, con módulos para exposiciones urbanas, graderías, bellas bancas, la fuente, la respectiva plataforma del monumento del General Santander, los andenes y demás áreas verdes.

La idea es recuperar el parque como un √°rea p√ļblica, donde el comercio y la tertulia se mezclen y encuentren el mejor espacio en la ciudad.

Se plantea el mantenimiento y la recuperaci√≥n de esca√Īos, farolas, casetas de las revistas y de los tel√©fonos y hasta las canecas de la basura y los puestos de los lustrabotas.

El dise√Īo y la viabilidad del proyecto de recuperaci√≥n del parque ya fueron planteados a los gobiernos local y departamental, a la C√°mara de Comercio, a la Corporaci√≥n del Espacio P√ļblico y a la Fundaci√≥n Participar, entidades que han mostrado su inter√©s por emprender la ¬Ďtit√°nica¬í tarea.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad