Agenda pública: Lo urgente y lo importante | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
21ºC
Actualizado 06:47 pm

Agenda pública: Lo urgente y lo importante | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-04 05:00:00

Agenda pública: Lo urgente y lo importante

Agenda pública: Lo urgente y lo importante

Hay reformas indispensables, sin las cuales Colombia no tiene manera de llegar a ser un país próspero, apacible y justo. He ahí lo importante. Pero lo urgente, como es usual, se va a llevar una buena parte de los tiempos y las energías de la nueva administración.

En la agenda política están la reforma a la justicia, la reforma fiscal, las regalías, los “nuevos viejos” ministerios, la reforma del sistema de seguridad social. Aún cuando no está en primera línea, también es cierto que todavía le debemos a la historia una reforma agraria pertinente y seria, que rescate a la sociedad rural de la trampa de la pobreza; a pesar de las insistentes declaraciones oficiales, el nuevo gobierno tendrá que admitir más temprano que tarde que Colombia no ha logrado establecer un régimen tributario progresivo que sea la base de un gasto público social eficiente y redistributivo. El combate a la desigualdad social debería el centro mismo y la vara de medir la calidad de la política pública.

Entre lo urgente y lo importante hay temas intermedios. Menciono algunos relacionados con la gestión económica. Colombia necesita aumentar el peso de la inversión pública y privada en el ingreso nacional, aumentar el tamaño del comercio exterior, preservar la estabilidad macroeconómica, corregir las tendencias viciosas de la tasa de cambio, establecer un ambiente más sensato y justo en el manejo de las rentas privadas en actividades mineras y petroleras.

Enfrentamos dos opciones: Una, la de un país que se levanta sobre bases democráticas, en el que el poder no sea el resultado del crudo ejercicio de la fuerza armada; un país donde se respeten las libertades individuales y la separación de  poderes. Un país cuyo territorio esté efectivamente bajo el control de las instituciones estatales. Un país, apacible, no un país apaciguado ni pacificado. Y la otra, la de un país cuyo régimen político es impuesto por los señores de la guerra, y sus depredaciones se convierten, para los dueños del poder, en los costos inevitables de mantener “el orden”.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad