Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
20ºC
Actualizado 08:53 am

La vida quita… | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-05 05:00:00

La vida quita…

La vida quita…

La vida quita, cuando no se sabe administrar el dinero, porque se compran inutilidades, cosas superfluas, cosas para aparentar, por orgullo; lo costoso no es lo necesario sino lo superfluo.

Cuántos hay que, como el hijo prodigo de la parábola, se entregan a malgastar el dinero en una vida libertina, de placer, licor, juerga.

Cuántos hay que trabajan toda la semana, y cuando reciben el salario lo canjean por embriaguez, quedando pobres para atender sus verdaderas necesidades.

Cuántos hay que van a jugarse la plata, en un afán de ser “compradores de ilusiones”.

Estos seres después pagarán lo correspondiente: escasez, sufrimiento y hambre. Es posible que el dolor y la privación los haga recapacitar y comiencen a controlar sus ingresos, a invertir en sí, a dedicar su dinero, primero a sus necesidades vitales, a su autorrealización, a mejorar sus condiciones de vida, a re-crearse.

Pero, para administrar el dinero, hay que pensar en cuáles son las necesidades reales y prioritarias en la vida, para presupuestar el dinero a atender dichas necesidades.

Entonces quién es el más rico? .Quien se contenta con menos (Sabio Cleantes). Y las palabras de San Francisco el pobre de Asís, son significativas e invitan a revisar nuestro real mundo de necesidades:

“Yo, necesito pocas cosas, y las pocas cosas que necesito las necesito poco”.

El hijo prodigo de la parábola, y los numerosos hijos pródigos de hoy, son aquellos que creen que son” necesidades”, lo que mas bien son “caprichos”. Y por esta confusión, ningún sueldo les alcanza, deben endeudarse; para pagar deudas deben trabajar más, para ganar más, pero su ganancia, es solo para pagar deudas. Y ganar para pagar solo deudas no es grato. Y vivir endeudado es vivir esclavizado.

Vamos a ir terminando esta reflexión con un consejo valioso. Es necesario pedir el consejo de los mayores especialmente de los papas los cuales enseñan: No se debe jugar antes de acabar el trabajo; no gastar el dinero antes de poder ganarlo.

Muchos pobres se hicieron ricos siguiendo estos dos consejos. Grandes ricos se arruinaron por no seguir estos sabios preceptos.

En su búsqueda de prosperidad usted debe decidir tomar el control de toda su vida: eso incluye trabajar para ganar, capacitarse para trabajar y administrar sus finanzas personales.

“No hay cosa que los humanos traten de conservar tanto, ni que administren tan mal como su propia vida”.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad