La salud y el nuevo gobierno | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-07 05:00:00

La salud y el nuevo gobierno

Se inicia un nuevo mandato presidencial y como pocas veces al comienzo de un gobierno, el tema de la salud está en primera línea. Por una parte, existe consenso en la necesidad de introducir reformas al actual sistema de salud debido a una manifiesta inconformidad con el régimen actual por parte de todos los involucrados: usuarios, prestadores de servicios y aseguradores; por otra parte, como se discutió ampliamente durante la malograda emergencia social, el Estado no soporta la creciente carga derivada del alto costo de la atención en salud.
La salud y el nuevo gobierno

Desde la expedici√≥n de la Ley 100 en 1993, la salud se encuentra √≠ntimamente ligada al desarrollo econ√≥mico del pa√≠s y por ende no es un asunto que compete a un ministerio en particular; la sostenibilidad del actual sistema se relaciona con la productividad: a mayor producci√≥n, mayor creaci√≥n de empresas y si hay mas empresas, habr√° mayor generaci√≥n de empleo y como consecuencia se aumentar√° el n√ļmero de afiliados al r√©gimen contributivo y crecer√°n los aportes de los afiliados para la atenci√≥n en salud. As√≠ funciona el modelo actual y requiere del concurso de los ministerios de salud, trabajo, hacienda, comercio, agricultura, relaciones exteriores, por mencionar algunos de los directamente relacionados.

Existen grandes expectativas por la reforma de salud que se va a presentar al Congreso de la Rep√ļblica. La creaci√≥n del ministerio de salud y el nombramiento de una ministra con amplia experiencia en el sector, no garantizan la soluci√≥n a los problemas existentes; se debe modificar el actual modelo de aseguramiento para evitar el enriquecimiento de las empresas promotoras de salud, mejorar la eficiencia de las Instituciones prestadoras de servicios, en especial, las pertenecientes al sector p√ļblico; evitar que los recursos de la salud sean utilizados para el sostenimiento de la burocracia o con fines politiqueros por los entes territoriales; reducir los exagerados sobrecostos en medicamentos y tecnolog√≠a; estimular la pr√°ctica profesional de excelencia mediante un reconocimiento justo de los servicios evitando agotadoras jornadas de trabajo a los profesionales de salud que con frecuencia sobrepasan los l√≠mites para un adecuado rendimiento, poniendo en grave riesgo a los pacientes.

En fin, son m√ļltiples y de diversa √≠ndole los frentes que hay que abordar y no se pueden desaprovechar la experiencia y el conocimiento adquirido durante estos largos 17 a√Īos de existencia de la ley de seguridad social.

 

 

 

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad