Una práctica que no se debe propagar | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Ene 23 2018
20ºC
Actualizado 09:56 pm

Una práctica que no se debe propagar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-10 05:00:00

Una práctica que no se debe propagar

Una práctica que no se debe propagar

En Santander, ya hay presencia significativa en ciudades como Barrancabermeja, con todas las consecuencias y dificultades que lo caracterizan.

Y lo más grave, en Bucaramanga y el área metropolitana ya se dieron a conocer las primeras cifras. En el presente, por lo menos 900 mototaxistas laboran en los cuatro municipios sin que hasta el momento se conozca un plan articulado para detener su presencia antes de que se extienda todavía más.

En pocas palabras, la expansión de quienes ofrecen su motocicleta como medio de transporte ya llegó a la capital de los santandereanos y tanto las autoridades del ramo como la ciudadanía misma deben estar listas para enfrentar las consecuencias.

Es que los efectos del mototaxismo son numerosos y lamentablemente, casi todos negativos.

Y sí, resulta complicado negar que de ese tipo de ocupación sobreviven familias enteras, además de la opción de transporte barato que ofrece a miles de personas con dificultades económicas.

Sin embargo, los riesgos que simultáneamente genera esta actividad no compensan loe beneficios, razón por la cual se deben reforzar los obstáculos para que su propagación no continúe.

Para comenzar, las imprudencias que suelen ejecutar quienes ofrecen el servicio son tantas, que si se suman a las que de por sí cometen otros motociclistas como los mensajeros, terminan por poner en peligro considerable no solo a los usuarios de esa modalidad ilegal, sino a peatones y conductores de vehículos particulares por igual.

Además, las manifestaciones, bloqueos de calles y hasta amenazas de asonadas que ya han protagonizado en otras ciudades del país los mototaxistas cuando se ha intentado meterlos en cintura, tampoco pueden pasar desapercibidos en vista de que al crecer su número, igualmente aumentan las posibilidades de que actúen de esa manera.

Pero el listado de inconvenientes no termina ahí. A todo lo mencionado en párrafos anteriores hay que agregarle el hecho de que el mototaxismo afecta también de manera negativa al transporte legal, mediante una competencia desleal que entre otros aspectos, no tributa ni fortalece a la economía formal.

En resumidas cuentas, las razones para no permitir que el mototaxismo se multiplique son más que evidentes. Bucaramanga y el área todavía están a tiempo para tomar las medidas del caso mediante la simple imposición de las leyes. Al fin y al cabo, ya se encuentran advertidas.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad