Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

¿Pasando la página? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-10 05:00:00

¿Pasando la página?

¿Pasando la página?

Llama la atención que igual actitud  se observa en la mayoría  de quienes apoyaron irrestrictamente al pasado gobierno, restando tan solo un porcentaje menor de fanáticos que no concibe la vida sin su líder.

El nuevo gobernante asume dando un giro de 180 grados en temas como los de la fusión de  ministerios, la pelea personal con las Cortes, las confrontaciones provocadas con los vecinos y la calidad de los ministros, por mencionar sólo algunos.

Cabe preguntarse entonces si la equivocación es previa o es de J.M. Santos.  La respuesta se palpa en el alivio que respiran la mayoría de los colombianos con las nuevas actitudes.

Tomar el ejercicio del poder como una responsabilidad de un estadista y no confundirla con una obsesión personal, controlar el temperamento para no mezclar los asuntos públicos con los impulsos íntimos, es deber de todo gobernante. Quienes no lo hacen causan o agravan conflictos, empeoran la condición de sus pueblos, aunque se sabe, son muy atractivos para la pasión de las masas, que los rodean y apoyan con entusiasmo. Quienes logran demarcar su acción de gobierno, lucen menos, pero la historia se encarga de darles el pedestal proporcional a su tarea.

William Ospina advierte que la oligarquía acostumbrada a gobernar y decidir sobre Colombia, debe compartir ahora con una nueva fuerza que yo califico  de emergentes, y que ya conquistó una posición que no está dispuesta a ceder, lo que me hace pensar que pasar la página es un buen deseo pero no fácil de obtener.

La diplomacia de Santos ya logró que Chávez descalificara de forma precisa a las guerrillas y a la lucha armada y les solicitara la liberación de los secuestrados, lo que sin dudas mejora los augurios de éxito para la reunión de presidentes que se  dará hoy en Santa Marta. La entrega de la información de los computadores (sin cadena de custodia) incautados en el campamento donde fue dado de baja Reyes, y que contiene al parecer información  sobre colaboradores de las Farc y de inteligencia que ellos poseían sobre el paramilitarismo, abonan el camino para el restablecimiento de las relaciones con Ecuador.

Hay certeza de que el modelo económico  y político no sufrirá cambios y que el dañino TLC ahora sí será aprobado. En asuntos de economía y dependencia, el cambio será de estilo pero nunca de fondo.

Si Santos logra desactivar el conflicto, abrirá los espacios para la discusión sobre los temas fundamentales del bienestar y progreso de los colombianos, y abierta la discusión, será cosa de tiempo y buena política allanar los caminos hacia el logro de la equidad.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad