Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
22ºC
Actualizado 06:09 pm

“Un lugar en el mundo” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-12 05:00:00

“Un lugar en el mundo”

“Un lugar en el mundo”

La dependencia económica, falta de trabajo y de vivienda son factores que dificultan que mujeres maltratadas por sus cónyuges tomen la decisión de dejarlos y seguir sus vidas de mujer y madre, libres de violencia. Esta situación es percibida por el marido agresor, quien “no deja que su mujer trabaje” a fin de mantenerla bajo su dependencia y sumisa a su voluntad. Este estudio muestra también cómo las condiciones de vivienda no dignas, el hacinamiento y las preocupaciones económicas favorecen a su vez los comportamientos violentos de los hombres sobre las mujeres en el hogar.

“De las experiencias de las mujeres entrevistadas por COHRE, surge claramente lo importante que es para ellas saber a dónde pueden ir cuando deciden romper el círculo de la violencia doméstica.”

Tomar esta decisión es menos probable cuando no hay para dónde coger. Es injusto que “la falta de acceso a una vivienda adecuada, incluyendo refugios de emergencia para mujeres maltratadas, impida que las víctimas puedan escapar de sus agresores.” Muchas mujeres permanecen así de forma dramática en situaciones altamente vulnerables de sus derechos, su calidad de vida y su seguridad misma.

Preocupa saber que en Colombia existe un solo refugio para mujeres maltratadas en sus hogares, de carácter privado y con sólo 12 cupos. Este hogar es menos que una gota en el océano de la cantidad de mujeres afectadas por situaciones de violencia de pareja (3 de cada 5). Las administraciones municipales y departamentales tienen una deuda con las mujeres y deben ocuparse de proponer soluciones mientras se logre modificar las mentalidades cavernícolas de muchos hombres que justifican todavía el hecho de mandar sobre sus mujeres y se otorgan el derecho de castigarlas si no se comportan como les gusta a ellos.

Una preocupación: el recorte de los horarios de atención de la Línea Amiga de la Alcaldía; las mujeres agredidas tendrán que solicitar ayuda y contar sus casos en horarios de oficina.

Una esperanza: la aprobación de la Política Pública Departamental para las Mujeres, hace pensar que muchas de ellas no tendrán más que escoger entre una vida en la calle o una vida con un marido agresor, lo cual es inaceptable e intolerable.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad