Cónchale, qué zaperoco | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 09:55 pm

Cónchale, qué zaperoco | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-13 05:00:00

Cónchale, qué zaperoco

Tuve un ¬ďd√©j√† vu¬Ē en medio del novel√≥n de Ch√°vez y su sudorosa palabrer√≠a hirsuta de cartilla escolar. Lo vi ¬ďen vivo y en directo¬Ē con los comentarios de cronistas rosa que entremet√≠an im√°genes de las sonadas ri√Īas de cafet√≠n en que Uribe se enganchaba con el vecino para subir el rating. Reviv√≠ el zaperoco de las novelas venezolanas de los 70 y 80, en las que Lupita Ferrer se desga√Īitaba mientras se agarraba firmemente del largo pelo de Grecia Colmenares, a la vez que los galanes venezolanos de nombre al rev√©s (nunca se llaman Juan Carlos, sino Carlos Juan), debat√≠an en lenguaje rimbombante e inventado, asuntos que la gente habla en ¬ďcastellano¬Ē com√ļn.
Cónchale, qué zaperoco

La ri√Īa de cantina ahora llevada a la exaltaci√≥n de la amistad como, cuando despu√©s de la borrachera, viene el guayabo con culpa. Demostrado lo que todos sab√≠amos: bastaba un poco de astucia emocional de la mano de alguien a quien ni la nostalgia de micr√≥fono ni el complejo de manda- callar lo envisten; lo dicho: una cosa es un mayordomo ¬ďcargado de tigre¬Ē y ¬ďcuidando los huevitos de las garras del gavil√°n del vecindario¬Ē y otra bien distinta, un due√Īo de finca de cabeza fr√≠a, sin complejos ni rabietas de cancha de tejo. Debo reconocer que Santos anot√≥ otro gol sin claudicar en lo esencial. Pero al grano: la pelea, la reconciliaci√≥n, la ambientaci√≥n, los di√°logos, el gui√≥n, el casting, el vestuario, todo, no los habr√≠an logrado ni los art√≠fices de esas obras maestras del arte local como Cristal, Topacio o Leonela.

Los periodistas insulsos trasmitieron el momento de la llegada de Ch√°vez como una visita papal.¬† Descripci√≥n detallada de la sudadera bolivariana y los veh√≠culos de la escolta, revista pormenorizada al vestuario de la delegaci√≥n colombiana y comentario cursi sobre los gestos y el men√ļ. No daba para m√°s, no hab√≠a nada qu√© hablar, era una carpa circense que hab√≠a que desplegar, como cuando el due√Īo de la finca hace novena navide√Īa para agasajar al mayordomo; √©ste queda feliz y el due√Īo sigue siendo due√Īo los 364 d√≠as restantes del a√Īo.

Lo √ļnico claro, es que todas las dificultades econ√≥micas de los comerciantes e industriales afectados por la crisis podr√≠an haberse evitado, manejando la crisis sin pantomima ni rabietas de culebr√≥n de Delia Fiallo y anteponiendo los intereses de Estado sobre los personales.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad