Silencios elocuentes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-15 05:00:00

Silencios elocuentes

Existen silencios que dicen m谩s que cualquier discurso. Mutismos que dejan en evidencia la carencia absoluta de argumentos o lo que es peor, la falta total de voluntad para iniciar, por ejemplo, una conversaci贸n sincera.
Silencios elocuentes

Y es esa ausencia de palabras, la que precisamente por estos d铆as le dice al pa铆s con exactitud matem谩tica, en qu茅 andan las Farc. Qu茅 piensan. Cu谩l es su proyecto para el futuro cercano.

Puesto de otra forma, lamentablemente el significado de ese silencio en el que han permanecido 煤ltimamente Alfonso Cano, el Mono Jojoy y sus filas, a pesar de la catarata de acontecimientos, no es bueno.

Es decir, no permite cultivar ilusiones y menos a煤n abrigar esperanzas de que en un plazo moderado, esa organizaci贸n criminal haya considerado con seriedad dejar de atropellar al pa铆s entero.

De hecho, el atentado terrorista contra la cadena Caracol, en el que las hip贸tesis apuntan a que ser铆an las responsables, respaldan el argumento. Las Farc prefieren el sonido de las bombas a las palabras de paz.

Es que a pesar de que la realidad demuestra de manera cada vez m谩s irrebatible que esa guerrilla no solo no tiene posibilidad alguna de llegar al poder por la v铆a de las armas, la intimidaci贸n y la violencia, sino que es repudiada por el 99% de los colombianos, 茅sta insiste en continuar sembrando desafueros y plantando injusticias.

De hecho, hasta el mismo mandatario venezolano Hugo Ch谩vez, a quien la c煤pula subversiva tanto admira, ha salido a renegar de ella en p煤blico, le ha solicitado que deje las armas y comience un proceso de paz, sin que hasta el momento se haya conocido reacci贸n alguna.

Sin embargo, eso no es todo. El presidente Juan Manuel Santos, apenas posesionado les dej贸 abierta la puerta del di谩logo con unas condiciones m铆nimas pero sobre todo l贸gicas como son que devuelvan a los secuestrados y callen las armas, a lo cual han respondido con un silencio p茅treo que las deja todav铆a m谩s en evidencia.

S铆. Esa evidencia dice que a pesar de su derrota pol铆tica y de ser catalogadas como obsoletas por el pa铆s y hasta el mundo entero, las Farc insisten en mantener un conflicto que solo deja como resultado sangre y sufrimiento, no por defender una ideolog铆a o a los despose铆dos, sino por continuar un jugoso negocio que las corrompi贸 por dentro.

El narcotr谩fico y el secuestro son la 煤nica explicaci贸n para la existencia en pleno siglo XXI de una organizaci贸n como las Farc. Y si esa premisa no es cierta, ya es hora de que lo demuestren con hechos de paz.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad