Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 06:23 pm

Nos la están cobrando | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-15 05:00:00

Nos la están cobrando

Escribo este artículo el sábado, y me preparo para asistir a Cenfer al primer concejo comunitario del presidente Santos. Vale recordar aquí las penurias de esta tierra santandereana con los gobiernos centrales desde que el país es República.
Nos la están cobrando

En Santander siempre nos equivocamos.  En la formación de la República durante el siglo XIX nos fuimos tras la memoria de unos iluminados, los radicales, con sus impracticables conceptos sobre el manejo del Estado y la libertad. Todas las guerras las perdimos entonces, y los vencedores nos las cobraron duramente.  Derrotado Santander en la guerra de los Mil Días, el comienzo del siglo XX fue desastroso. El gobierno central volvió a cobrárnosla. El ferrocarril que habíamos intentando desde el siglo anterior se demoró 100 años en razón de la guerra. Nada de carreteras, nada de inversión y por ser, según concepto del General Reyes,  Santander un departamento belicoso,  lo dividió en dos. Mala suerte.  En las candidaturas presidenciales, mala suerte. Seguimos a Gabriel Turbay y fue derrotado.

Galán fue derrotado y asesinado. El último intento del departamento con Serpa recibe una soberana paliza. Con el presidente Uribe y con Serpa como gobernador el sistema vial es una catástrofe. El intento por comunicarnos por carretera con Venezuela, se queda enredado en una inútil discusión, que si por el Escorial, que si doble calzada, y ahí vamos sin avanzar un metro. Además, por torpes asuntos políticos con Venezuela toda nuestra economía regional queda maltratada. Y para acabar con todas nuestras ilusiones, este gobierno no nombra a ninguno de los nuestros. ¿A quién va nombrar, si Santander no tiene a quién nombrar. Le pregunto amigo lector ¿a quién nombraría usted de Ministro?­  

Un país paisa al occidente se prepara para el siglo XXI. Carreteras, puentes, viaductos, zonas francas, puertos en dos mares, pareciese que el país se alistara para una nueva segregación como la de Panamá. Nosotros somos el juguete de la fortuna, estamos abandonados enteramente a ella. Sin embargo, nuestro departamento sigue teniendo ese admirable encanto que sedujo a los extranjeros en el siglo XIX, aunque decidimos en unos cortos días trágicos eliminarlos porque nos querían enseñar a pensar. El concejo comunal al que vino el doctor Santos a Bucaramanga, fue un inmenso llanto como el de Jeremías, que quiso llorar tan poco que lloró 40 días.  Yo le propondría al doctor Santos que si quiere salvar a Santander, con el que es hoy de nuevo amigo, Chávez,  cofinancie una gran autopista por el Escorial y se termine de una vez por todas con la melcocha en que terminó la doble calzada a Cúcuta. Buena estadía en esta ciudad señor Presidente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad