Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
24ºC
Actualizado 03:37 pm

De Alberto Lleras a Alvaro Uribe | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-13 00:23:48

De Alberto Lleras a Alvaro Uribe

Algo va del estilo de gobierno de Alberto Lleras al estilo de gobierno de Alvaro Uribe.
De Alberto Lleras a Alvaro Uribe

Algunos sentirán nostalgia de ese estilo de salón que tenía Lleras. Su tono pausado, su elegancia y maneras cachacas, sin descomponerse jamás, lo llevaban a adquirir la imagen del auténtico estadista, a tal punto, que descrestó a Jackeline Kennedy cuando vino a Bogotá y lo colocó la altura de los grandes estadistas que había conocido en su vida. Salió a las plazas públicas, porque la coyuntura política se lo exigía en medio de la euforia por haber derrotado al general Rojas Pinilla, pero no porque fuera un hombre de plaza pública.

Por lo demás, él se encerraba en palacio y de allí no salía, a tal punto, que cuando llegaba a otra ciudad, la gente se desbordaba para conocer al Presidente y quedaba consignada la visita presidencial en sendas placas de bronce, como aparece en muchos lugares de Colombia: por aquí pasó Bolívar, por aquí pasó Alberto Lleras. Las señoras le pedían a la gente que no fuera a palacio a molestar, que lo dejaran trabajar. Su éxito era el micrófono, pero allí en donde nadie lo pudiera tocar. Cuentan las anécdotas, con esa gracia bogotana, que los gamines se vanagloriaban de haber hablado con Alberto Lleras y que al preguntarles qué les había dicho, contestaban: quítese de ahí chino ***.

Alvaro Uribe es todo lo contrario: campechano, con ruana al hombro, mal hablado: si lo encuentro le doy en la jeta, ***. Pero sacó el Palacio a las veredas. Y desatendió el consejo de las señoras bogotanas que pedían dejar al Presidente en su sillón labrando la felicidad de Colombia. Antes las gentes se admiraban de las fiestas en Palacio, ahora son pocas y muy parcas, el matrimonio de su hijo en Cartagena fue de guayabera, cosa que Alberto Lleras no se hubiera puesto. Uribe no es un hombre de balcón, como Mussolini o Hitler, o Perón o Gaitán, sino de azadón al hombro para ver qué se puede hacer. Está en contacto con la gente, asiste personalmente a desastres y tragedias, desbordando a gobernadores y alcaldes.

Lleras, eso sí, respetaba a la prensa: no se dejaba entrevistar, se mantenía alejado de los medios a diferencia de Uribe que vive en los medios, así responda sólo lo que le conviene y case peleas con los Coroneles y demás. Uribe, como dice Tiberio Villarreal, se unta de pueblo y eso es lo que le gusta a la gente. Por eso el pueblo lo reeligiría, pero Uribe sabe que su gobierno ya no da más. En todo caso la gente prefiere a los políticos sencillos, que atiendan a su clientela. Como pasaba aquí en Santander en otras épocas cuando comentaban: por lo menos uno puede tomarse un tinto con Ciro López, así nos mame gallo.
Otros comentarios: raulpachecoblanco.blogspot.com

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad