Gran Concierto Nacional: más de lo mismo (I) | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
25ºC
Actualizado 11:30 am

Gran Concierto Nacional: más de lo mismo (I) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-16 05:00:00

Gran Concierto Nacional: más de lo mismo (I)

Cedo mi voz al maestro Rubén Darío Gómez Prada, en cuya opinión coincidimos plenamente: “Por tercer año consecutivo vimos el Gran Concierto Nacional, iniciativa estatal para celebrar el Grito de Independencia con el disfrute de diferentes manifestaciones artísticas, principalmente la música.
Gran Concierto Nacional: más de lo mismo (I)

Esta idea, clara muestra de la política de Estado en materia cultural, nació para hacernos creer en la posibilidad de espacios diferentes, escenarios para el reconocimiento de lo que somos, de nuestra diversidad musical y cultural, pero sobre todo de nuestra IDENTIDAD. Su primera convocatoria quería hacer visibles los avances del Plan Nacional de Música para la Convivencia, razón por la cual en su primera versión, casi “obligaba” la presentación de agrupaciones que apoyaran este propósito, y poco importaban sus condiciones de calidad y honestidad en términos de procesos formativos; el punto era mostrar escuelas de música, pues ante la inversión realizada tocaba publicar resultados.

Y debo decir que la idea no estuvo del todo mala, pero, si el PNMC hace parte de la política cultural del Estado, ¿dónde está la evaluación a los procesos y a los resultados mostrados? Para el segundo año, a la par con una acertada iniciativa de homenajear a un maestro de nuestra música en cada departamento, comenzó a desdibujarse el fin del GCN y se perfiló más como una gran feria municipal, un espectáculo farandulero, cuyo centro de atención era el artista de moda, y el público fue atraído a los escenarios por ese ídolo comercial, pero siguieron vendiéndose las ideas de cultura, arte, identidad y diversidad, sin que se vieran totalmente reflejados en las programaciones ofrecidas.

Los maestros fueron homenajeados de manera ligera, muy por debajo de sus grandes aportes a nuestra música; en algunos casos, sin protocolo alguno y con cierto grado de desconocimiento de su trayectoria. Mientras tanto, las trasmisiones realizadas desde las grandes ciudades mostraban “nuestra música colombiana”: Juanes, Shakira, Andrés Cepeda, Doctor Crápula y Aterciopelados, entre otros, y dejan ver cómo el gobierno cae en la trampa que pone el “aparato comercial”, cuya función es hacer plata, no hacer buena música, y vende a estos artistas como intérpretes de música colombiana. ¿Y la función del Estado cuál es? Seguirles el juego de idiotizar a la masa consumidora con músicas cada vez más simples, vacías, carentes de todo contenido literario, musical y de elementos que llenen nuestras mentes de valores y buenos modelos. ¿Qué tipo de criterio estético y de identidad tendremos si el Estado gasta una millonada promocionando lo que ya está sobrepromocionado con unos criterios netamente mercantilistas?...

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad