S√°b Dic 10 2016
21ºC
Actualizado 06:09 pm

Cosas de arriba y de abajo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-21 03:25:27

Cosas de arriba y de abajo

¬ŅCree usted en el destino? ¬°A lo mejor s√≠, a lo mejor no!
Cosas de arriba y de abajo

Sea como sea, cuando algo sucede y se le mueve el piso, de alguna forma, usted termina atribuyéndole todo lo que le ocurre a la rueda de la vida.

Y es que hay cosas que, por m√°s que intentemos explicarlas, no las entendemos; la muerte, sobre todo cuando llega de una forma intempestiva, es una de ellas.

¬ŅEs el hombre el constructor de su propio destino o es algo que viene de arriba?

Si es lo primero, deber√≠amos comprender porqu√© estamos como estamos. Pero si es lo segundo, ¬Ņpor qu√© Dios permite que nos pasen cosas feas, si √Čl s√≥lo desea el bien nuestro?

Algunos argumentan que cuando el hombre sufre desgracias es por culpa de él mismo al apartarse del plan de Dios, ya que el Ser Supremo nos llama a la felicidad. Otros le atribuyen lo que nos pasan a la suerte; como si unos dados o unas ruletas fueran las que determinaran nuestras decisiones.

Cada uno es sujeto de su propio desarrollo, de su libre pensamiento. Pese a ello, debemos admitir que somos frágiles y que sólo somos fuertes si nuestro corazón está abierto a Dios.

No hay que creer en maldiciones ni fatalidades. Es evidente que nos ocurren cosas que nos afectan de una manera positiva o negativa. Pero es su actitud la que al final le permitir√° tomar la decisi√≥n de ¬Ďecharse a la pena¬í o sonre√≠r.

Cada quien cosecha lo que siembra. No pretenda tener un futuro brillante si se levanta tarde, si no estudia, si vive dedicado a los vicios, si busca la ley del menor esfuerzo, si encuentra excusas para todo, si les echa la culpa de sus errores a los demás, si vive quejándose de su vida, si se siente víctima del mundo, en fin...

Quien siembra vientos, cosecha tempestades. Que se sepa, ning√ļn mediocre, ni ninguna persona floja ha construido la historia.

Los triunfadores no se sientan a ver pasar las cosas; las construyen todos los d√≠as a punta de ensayos, errores y hasta ¬Ďtotazos¬í.

La diferencia con los derrotados es que, los exitosos se perdonaron y reemprendieron sus marchas.

Para saber c√≥mo ser√° el ma√Īana, primero responda c√≥mo est√° viviendo hoy.

No pretenda cosechar éxitos, si hoy está sembrado en la pereza, la envidia, el aburrimiento, los chismes y, en general, en la flojera que caracteriza a muchos.

Antes que acabar su empresa y hablar de la mano que le da de comer; mejor renuncie y v√°yase a donde s√≠ le den todo lo que, seg√ļn usted, se merece.

No consulte los brujos, no se la pase comprando loterías ni crea que por ser bonito o de buena familia, todo le llegará. ¡Trabaje y sea proactivo!

No crea en la suerte, crea en la lucha diaria. Sea una persona espiritual, para recibir la Bendición de Dios; esa sí llega de arriba..

¬°LA VIDA ES AS√ć!

Un día podremos estar muy alto, pero al siguiente nos toca pararnos en el piso de abajo y, al final, nunca se sabrá cuándo alguien nos humillará.

Nadie debe re√≠rse de la desgracia ajena, porque es probable que ma√Īana usted mismo escuche el eco de sus carcajadas.

Si en la actualidad está pasando por una buena época, ayude a los demás y tenga consideración de los que atraviesan por malos momentos.

¬°La vida es as√≠! hoy nos llega una tristeza, ma√Īana nos contagia una alegr√≠a.

Cambie su forma de ser y aprenda a respetar a sus semejantes, no importa en cuál parte de la escalera se encuentre. Es necesario creer más en esta filosofía de vida; no olvide que el mundo da vueltas.

¬ŅQU√Č SE NECESITA PARA LLEGAR AL CIELO?

Hay muchas teor√≠as que ¬Ďresponden¬í tal pregunta: algunos dicen que port√°ndose bien se llega a las alturas; otros, algo capciosos, sostienen que para eso s√≥lo se necesita ser astronauta; la letra de una vieja canci√≥n relata que se necesita ¬Ďuna escalera grande y una chiquita para subir al cielo¬í; y no faltan los que prefieren decir que para qu√© ir hasta all√°, si aqu√≠ en la tierra se pasa muy bueno. ¬°... Y s√≠!

Todos hablan del cielo, pero al fin de cuentas ¬Ņqu√© ser√° eso?

En la Biblia se lee que es el lugar en donde está la plenitud de la felicidad a la que todos, sin excepción, estamos llamados. En el fondo no hay que ser místico para entender que el cielo se empieza a experimentar aquí, con los pies en la tierra, justo cuando decidimos vivir.

¬ŅC√≥mo podemos esperar que nos llegue la muerte para subir el cielo? es en este mundo en donde se vive, no por all√° en un terreno desconocido. Decida vivir aqu√≠ y ahora; no ma√Īana en un cementerio.

¬ŅC√≥mo se vive en el cielo, pero con los pies en la tierra?

Enfrentando la vida con alegría, con optimismo, con dignidad, con dedicación y, sobre todo, sintiendo amor por las cosas que haga.

Usted puede tener todos los títulos profesionales del mundo, vivir en el barrio más exclusivo de la ciudad y hasta ser condecorado por todas las instituciones oficiales; pero si para conseguir todo eso sacrifica su vida, no tiene sentido.

El cielo no es un sitio, es un estado de eterna felicidad. No se enga√Īe pensando que la dicha de la vida est√° en un lugar al que no se sabe si alg√ļn d√≠a llegar√°.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad