Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
19ºC
Actualizado 07:36 am

La seguridad de los aeropuertos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-20 05:00:00

La seguridad de los aeropuertos

La seguridad de los aeropuertos

Si bien tal tema es esporádico y tanto la prensa como la opinión pública hablan con énfasis de él cada vez que ocurren accidentes, no por ello deja de inquietar ya que no solo no hay claridad suficiente sobre qué tan seguros son nuestros aeropuertos, sino que cada vez que se debate al respecto afloran los lunares negros que ellos tienen.

Para hacer mención de los más recientes hechos, la semana pasada hubo un corte de fluido eléctrico en el aeropuerto Eldorado de Bogotá, otro en el Perales de Ibagué y hace poco hubo problema semejante en el de Villavicencio. Y si algo no puede faltar en los puertos aéreos es la energía eléctrica, ya que las consecuencias pueden ser apocalípticas.

Esta semana salió a dar declaraciones a los medios de comunicación (como ocurre cada vez que hay un accidente aéreo), el presidente de la asociación de controladores aéreos e hizo énfasis en varias enfermedades que aquejan a tal actividad.

Si bien las intervenciones de dicho dirigente sindical están siempre marinadas de pretensiones y propósitos gremiales, no por ello deben ser subestimadas pues están en juego las vidas de los usuarios del transporte aéreo y el buen nombre del país en materia muy sensible y fundamental en un modelo económico como el que se ha impuesto en el mundo.

A ello se suma que como consecuencia de la caída del valor de los tiquetes aéreos, el número de pasajeros ha aumentado significativamente, lo que pone continuamente a prueba no solo la calidad del servicio de las empresas de transporte aéreo sino la capacidad de respuesta real del país en materia de seguridad aérea.

Preocupa mucho que subsistan problemas que arrastra el país en materia aeroportuaria desde hace varios años: el insuficiente número de controladores aéreos, la sobrecarga de trabajo que tienen tales operarios, la falta de radioayudas y de los avances que en materia de tecnología hay para ayudar a las aeronaves a decolar, aterrizar y volar, la incomodidad en las instalaciones de las terminales de pasajeros y un gran etcétera.

Tales inquietudes toman gran dimensión cuando se confrontan dichos puntos débiles con el alto número de personas que usan la vía aérea para transportarse de un lugar a otro, los riesgos que corren y que el hecho de haber dado en concesión los más importantes aeropuertos del país a empresas del sector privado, en nada o muy poco ha cambiado el panorama.

Y algo que termina de quitar el sueño: la Aeronáutica Civil no ha podido desmentir dichas denuncias.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad