Publicidad
Publicidad
Lun Ene 23 2017
13ºC
Actualizado 05:59 pm

“Sabía que iba a volver a la actuación porque en eso nací” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-22 05:00:00

“Sabía que iba a volver a la actuación porque en eso nací”

Sin duda alguna hablar del santandereano Carlos Muñoz es reubicarnos en lo que fueron los primeros años de la televisión en Colombia, de las radionovelas y del teatro, este último un pilar que les ha permitido a actores como él mantenerse a través del tiempo.
“Sabía que iba a volver a la actuación porque en eso nací”

La presencia de Carlos Muñoz en los medios inició en la Radio Nacional con un grupo escénico infantil, actividad que le dio la posibilidad de hacer parte del grupo de los mayores en la Radio Nacional.

En 1954 llegó a la televisión colombiana. Participó como extra en el monólogo del español ‘Papi Catalá’. Hizo los teleteatros y tenía resistencia a actuar en telenovelas.

Desde entonces su presencia en la pantalla ha sido exitosa y en los proyectos televisivos que ha protagonizado ha dejado huella en el corazón de los colombianos que lo recuerdan por su profesionalismo, cariño y humor que tiene al desarrollar cada uno de sus personajes. Telenovelas y personajes como Pedro Camacho de ‘La tía Julia y el escribidor’; Adán Corona, de ‘Pero sigo siendo el rey’; Oliverio Currea, de ‘Amándote’; El padre Pío Quinto Quintero, de ‘San Tropel’ y Epifanio del Cristo Martínez, de ‘Caballo viejo’, son los ‘papeles’ más recordados de este hijo de Puente Nacional, uno de los más grandes actores de la televisión nacional.

Ha recibido aplausos, abrazos, premios, condecoraciones, estatuillas, diplomas, pergaminos y reconocimientos que año tras año lo ratifican como uno de los mejores embajadores de la actuación del país.

Así es Carlos Muñoz

Abnegado por la perfección, lector incansable de libros, revistas y documentos relacionados con el personaje, la historia y la época que debe interpretar. Su experiencia de más de 50 años de actuación en el teatro, en el cine, en los café-conciertos y en la televisión, le permite levantar a los espectadores cuando camina tembloroso haciendo de un anciano sacerdote que ya no oye, que se queda dormido dando misa o que se le olvidan las cosas para hacer reír.

Nuevamente en la TV

La nueva aparición del ilustre actor Carlos Muñoz es en la producción ‘Chepe Fortuna’ interpretando a ‘Jeremías Cabrales’, el abuelo de la protagonista ‘Niña Cabrales’, personificado por la ex señorita Colombia Taliana Vargas.

Sobre su vida, su experiencia y su presencia en la nueva novela que muestra las tradiciones de la costa colombiana, esto le contó Carlos Muñoz a Vanguardia Liberal.

Preguntas y respuestas

¿Cómo se siente con su regreso a la televisión?
Nunca me he ido. Los actores nos vamos cada vez que terminamos un personaje o un proyecto, pero es mientras aparece otra cosa, y luego volvemos. Me he ido sí en épocas anteriores cuando fui Senador de la República, cuando fui Comisionado de Televisión, unas temporadas relativamente cortas, pero después de esas ausencias que tuve hice protagonistas de novela en Buenos Aires durante cuatro meses, luego estuve en la telenovela ‘Merlina, mujer divina’, con RCN, fui jurado de ‘Bailando por un sueño’. Es decir, he estado en la televisión y ahora vuelvo con ‘Chepe Fortuna’.

¿Extrañó algo de la farándula mientras estuvo en el Senado y en la Comisión Nacional de Televisión?
Pues sí. Uno siempre extraña cosas, pero son oportunidades que te da la vida y que no puedes dejar pasar por alto. Llegar a ser Senador de la República fue una experiencia absolutamente enriquecedora en el ámbito personal y profesional. Durante cuatro años fui Comisionado de Televisión, me tocó un momento de transformación de la televisión muy importante. Entonces pues muy contento con esa experiencia y lo hacía con gran entusiasmo, estaba en la televisión desde un punto de vista diferente, pero sabía que al terminar todas estas cosas iba a volver a la actuación porque en eso nací.

¿Qué opina de las nuevas generaciones de actores que aparecen en tantos escándalos de la farándula?
No me he enterado de los escándalos. De las nuevas generaciones me parece maravilloso que vengan, la sangre nueva, hay gente que les llegan los años de la vida en la televisión. Aunque hay mucha gente que no conozco pero generalmente es gente maravillosa.
¿Cómo es su personaje ‘Jeremías Cabrales’?
Es un hombre honesto, decente, recto, trasparente, a veces hasta un poco ingenuo y ahí hay politiqueros y gente no tan recta que quiere involucrarlo de pronto en sus cosas no tan santas.  

Tiene una familia, una esposa cascarrabias que está en una silla de ruedas, que está enferma, que tiene crisis, y dice cosas contra todo el mundo y grita, pero es una mujer buena y quiere mucho a Jeremías. Claro, Jeremías la adora, lo que pasa es que él tiene una forma de ser tranquila, analítica y no le presta atención a esas cosas o se enloquecería, lleva consigo ese humor costeño.

¿Por qué cree que este tipo de novelas gustan tanto en la gente?
Porque se le ofrece a la gente muchas cosas. Creo que estamos saturados de violencia. Oye uno la radio y son todos los días el secuestro y la demanda y la bomba y el estallido, el atentado y el laboratorio y el decomiso y la corrupción; cosas que uno puede enloquecerse.  Llega por la noche a la casa, cansado y tiene que ver todas esas malas noticias que uno vio en la radio, en el carro y se la repiten y apenas se acaba el noticiero le meten a uno una cosa de ametralladoras y de muertes y cuantas cosas hay, capos y capos y tijeras y cosas. Entonces este tipo de novelas tienen tanto éxito y son tan aceptadas en la gente es porque quieren una alternativa, distracción, humor, música.

¿Cuál de sus personajes recuerda con más cariño?
Todos los personajes que yo hago, independientemente del éxito que tengan, para mí son sagrados. En su momento, cuando los acepté, fue porque estaba decidido a entregarme de corazón a la creación de cada personaje, entonces todos tienen el mismo valor independientemente de si unos tuvieron  más éxito o el favor del público u otros menos éxito. Puedo decir que la gente me habla mucho del ‘Padre Pío’, de ‘Caballo viejo’, de ‘Epifanio del Cristo’, y de ‘Adán Corona’ en Pero sigo siendo el rey.

¿Considera que se puede vivir del arte en Colombia?
Yo creo que sí. Los que pueden vivir de su profesión son los que tienen méritos para hacerlo, el que no es porque no está preparado o no da resultados.

¿Cómo se enteró de la muerte de Teresa Gutiérrez y cómo la recuerda?
Estaba en Santa Marta grabando ‘Chepe Fortuna’, y me llamaron de una emisora y me dijeron: “Carlos queremos hacerle una pregunta, no sé, su opinión sobre Teresa Gutiérrez que acaba de morir. Casi me muero yo también. Cuénteme ustedes, cómo así, qué pasó. No, acaba de morir hace 10 minutos, y se nos ocurrió llamarlo de primero a usted para que nos dé su opinión”.  Fue muy triste, fue una mujer importantísima. La conocí cuando era locutora con una voz maravillosa. Teresa fue locutora muy prestigiosa y después se convirtió en actriz, llegando a ser una de las grandes damas de la televisión en Colombia. De tal manera que con una tristeza infinita, con un dolor, pero entendiendo que la vida es esa y que todos vamos en el mismo camino.

En pocas palabras

• Qué lo hace reír: La gente alegre.

• ¿Cuál ha sido el mejor piropo que le han echado?: Elegantísimo

• ¿Qué cosas tiene en el bolsillo? Algo de dinero en efectivo, la cédula, la licencia de conducción, una foto de mi esposa y una de Manuela.

•¿Cuál es su mayor defecto? No sé si sea defecto. Trato de ser muy ordenado sin ser tampoco neurótico del orden.

•¿En qué es experto? Hoy día ser experto es tan difícil, monto caballo, ahora no tanto, pero era mi deporte, pero tampoco era experto. Jugué bolos y llegué a ser bueno, pero tampoco era experto. La verdad es muy difícil ser experto.

•¿Cuál es la comida que más disfruta? Un buen ajiaco, un buen mute santandereano o la arepa santandereana a mi me falta en Bogotá. Cuando voy por Bucaramanga me voy a comer pepitoria, es infaltable, no soy muy amante del paisaje (las verduras) Risas.

•¿Qué le queda grande? Unos zapatos, no sé por qué, debería tener los pies hinchados y ahora me quedan grandes.

•¿Qué le gustaría aprender? Aprender más cosas de esta profesión tan linda, que la adoro y que jamás acabaré de aprender, seguir estudiando, me gustaría aprender mandarín y otros idiomas.

•¿Qué quería hacer cuando era niño? Nunca tuve la posibilidad de querer ser bombero o policía porque esas inquietudes le nacen a las criaturas cuando empiezan a crecer y empiezan a vislumbrar con ayuda de sus padres cómo orientarse. Cuando empecé en la radio tenía ocho años, entonces de la radio al teatro, del teatro a la televisión, de ahí al cine y esa ha sido mi vida.

•¿Una deuda pendiente? Tengo varias con los bancos y eso, porque contrario a lo que la gente pueda pensar no soy un hombre rico, tengo la posibilidad de vivir decentemente y bien con mi familia, tengo una hermosa casa, una mujer adorable, una hija maravillosa, profesional, estupenda.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad