Fuera pereza | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-23 05:00:00

Fuera pereza

Quién no ha escuchado la frase “la pereza es madre de la pobreza”, o la ronda de los niños al levantarse “ … chao pereza, fuera de aquí, déjame ser feliz”.
Fuera pereza

La pereza es una palabra que se ha vuelto común en el lenguaje de adultos, jóvenes y lo preocupante en niños.

Definida como la inactividad, olvido en realizar algo o el no actuar. Está ligada a la irresponsabilidad, que es no ejecutar las cosas, al descuido y a la procrastinación, diferir, aplazar o dejar para después.

Pero quién no ha dicho alguna vez ¡tengo pereza!, ¡qué pereza ir a trabajar!, ¡qué pereza viajar, comer, conducir …!. Tener ratos de pereza es normal, lo que no lo es, es ser perezoso. Según los expertos, ‘los seres humanos estamos diseñados para el movimiento y nuestra mente y cuerpo para ser usados constantemente’.

¿Por qué se origina?

Para el psicólogo y consultor en Desarrollo Humano, Carlos  Mahecha Montaña, ‘la pereza puede tener varios orígenes:

-Exceso de protección. Algunos padres sobrestimulan a sus hijos satisfaciendo todas sus necesidades, impidiéndole esforzarse y que pierda su capacidad motivacional de emprendimiento.

-Mucha comodidad. La persona se acostumbra al bienestar, placer y estar bien a toda hora. Opta por todo lo que sea suave.

-Falta de motivación, no existe nada que los mueva, nada que los entusiasme o que genere acciones.

Recomendaciones

La psicóloga, Amparo de Cañas, señala las siguientes recomendaciones para que se interioricen y nunca se sientan con pereza o desmotivados en la vida:

- Tener un proyecto de vida tanto en la vida personal como laboral.

- Sentirse satisfechos y motivados por lo que se hace.

- Patrocinar la actividad, teniendo en cuenta los intereses.

- Establecer horarios, con el  fin de aprovechar los tiempos libres en actividades productivas y motivantes para el niño o joven.

- Preguntarse a diario qué se quiere conseguir y cómo hacerlo.

- Practicar un deporte que le llame la atención.

- Tener amigos con quien compartir, hablar, distraerse, confiar.

- Desarrollar el hábito de la lectura, es un buen amigo.

- Disfrutar de la vida social, pero también de la soledad.

- Establecer retos alcanzables.

- Deleitarse con la música y aprender a sentirla.

VOZ DEL EXPERTO

Luz Amparo Sánchez de Cañas

Psicóloga, Licenciada en preescolar

1. ¿Por qué puede estar motivada la pereza?

Es un estado de ánimo  que puede ser pasajero, provocado por un hecho en concreto y durante un tiempo determinado. Es una desmotivación, falta de ganas, una opción en un momento dado. Es la dificultad  para llevar a cabo las actividades que tenemos que hacer.

Si la pereza se mantiene puede considerarse un trastorno, puede ser el síntoma de la depresión.

Hoy en día nuestros niños y jóvenes viven con pereza  para realizar ciertas actividades que a ellos les resultan poco atractivas, porque no activan la adrenalina que quisieran, porque le ponen muchas condiciones a la vida. Es una pereza selectiva y que a nivel de padres y adultos no logramos entender. Es propia de cada edad donde el factor común es la desmotivación, el desinterés.

2. ¿Cómo pueden los padres de familia incentivar a los niños para que no sean perezosos?

Podemos hacerlo desde cuando los niños están pequeños, formar estilos de vida donde primen los hábitos sanos: comer y dormir bien, hacer ejercicio físico, estar motivados, tener ilusiones, resistir el fracaso, fortalecer la  autoestima, gozar de lo que se tiene, tener metas y trabajar en función de ellas, vivir el presente, planeando el futuro dentro de una realidad alcanzable.

Otro aspecto importante que debemos enseñar a los hijos, es que siempre habrán cosas por hacer, por construir, disfrutar del trabajo, así como del descanso, en una palabra ser felices con lo que se tiene, ir caminando despacio y seguro sin estrellarse, por no saber a donde dirigirse y tras de que se va.

 

Solución

La motivación es una de las mejores alternativas para combatir ‘la pereza’, realizar algo que sea de su agrado, plantearse metas y ponerse en movimiento constante. Aquí es bueno echar mano de la creatividad, cursos, salidas, deporte, la lectura.

preguntas y respuestas

Yolanda Angulo

Coordinadora Pedagógica

Grupo investigativo didáctica y matemáticas Bucaramanga

1. ¿Cómo influye la pereza en el proceso educativo?

La pereza tanto física como mental interfiere en el buen desarrollo de hábitos y habilidades, lo que no permite potencializar las capacidades y competencias de cada persona.

2. ¿Cómo superar las dificultades a las que lleva la pereza?

En primer lugar, identificar las razones por las cuales invade la pereza y buscar alternativas didácticas, lúdicas, físicas, pedagógicas que motiven continuamente el desarrollo de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

De igual forma, una buena alimentación, el buen trato y un tiempo dedicado a estudiar en el hogar contribuyen al dinamismo y mejoramiento de los procesos educativos.

LISTA

Razones para la pereza

- Poco beneficio frente a un esfuerzo que puede evitar.

- Creer no poder realizar la actividad.

- Falta de motivación. Busque alternativas para hacer más llamativas las actividades, busque un compañero, tenga una mascota, seleccione y escuche música.

- Aburrimiento o rutina. Reflexione y analice dinamizar su labor.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad