Mar Dic 6 2016
25ºC
Actualizado 11:42 am

Una exposición rinde tributo a Jimi Hendrix en el 40 aniversario de su muerte | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-24 13:17:53

Una exposición rinde tributo a Jimi Hendrix en el 40 aniversario de su muerte

Cuarenta años después de su muerte en extrañas circunstancias, una exposición rinde homenaje a Jimi Hendrix en el número 23 de Brook Street, ático del barrio londinense de Mayfair, donde el músico se instaló en 1968 junto a su novia Kathy Etchingham y vivió una prolífica etapa artística.
Una exposición rinde tributo a Jimi Hendrix en el 40 aniversario de su muerte

"Este es mi hogar verdadero", dijo de este lugar uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos, sin saber que, tres siglos antes, el edificio contiguo fue el hogar de otra leyenda de la música, el compositor alemán Friederich Händel.

Ese edificio es ahora el Museo Händel y el lugar elegido para la exposición sobre Hendrix, entre el 24 de agosto y el 7 de noviembre.

Hendrix descubrió enseguida que el creador de "El Mesías" había habitado el edificio contiguo durante 36 años, hasta su muerte en 1759, y la reacción de la leyenda del rock, convencido de que tal coincidencia no podía ser casual, fue hacerse con todas las grabaciones disponibles del maestro barroco.

Entre las piezas insólitas que se exhiben en la exposición están la chaqueta de terciopelo naranja que el músico utilizó como talismán en tantos conciertos, el manuscrito de su puño y letra del tema "Love or confusión" y el sombrero "westerner" que lució en la portada, en la filmación y en la presentación en directo del "Smash Hits" (1968), la recopilación de grandes éxitos del músico.

El objeto estrella de la exhibición es la guitarra Gibson Flying V, fabricada por encargo de Hendrix en 1969 -apodada por él "flying angel" (ángel volador)- y con la que tocó en el legendario festival de música de la Isla de Wight en agosto de 1970, apenas un mes antes de su muerte, el 18 de septiembre, ahogado en su propio vómito por mezclar alcohol y pastillas en un hotel de Notting Hill.

Nacido en 1942 en Seattle (EEUU) -la misma ciudad que vio nacer el movimiento musical grunge, surgido a principios de los noventa y auspiciado por bandas como Nirvana o Pearl Jam-, Hendrix tuvo como primer instrumento un viejo ukelele de una sola cuerda que su padre encontró en el garaje.

Tras la muerte de su madre, cuando tenía 16 años, su padre le regaló su primera guitarra, una acústica, y un año después Hendrix consiguió una eléctrica que aprendió a tocar imitando a sus ídolos musicales del momento: Chuck Berry, Muddy Waters o Albert King.

En 1962, tras un breve paso por el Ejército estadounidense para eludir la cárcel, comenzó su andadura musical profesional con bandas como Upsetters, que era el soporte musical de su admirado Little Richard, Ike and Tina Turner, Curtis Knight and the Squires o Spirit, conjunto fundado por Hendrix junto a Ed Cassidy.

El golpe de suerte de su carrera vino de la mano de Linda Keith, que era entonces novia del "rolling" Keith Richard, otro gran guitarrista de la historia del rock.

Fue Linda quien presentó en 1966 a Hendrix y Chas Chandler, bajista del grupo Animals que quería abandonar su grupo para trabajar como productor musical, perfecto caldo de cultivo para la gestación de The Jimi Hendrix Experience, banda que catapultó al guitarrista al estrellato.

Junto con el batería Mitch Mitchel y el guitarra relegado a bajo Noel Redding, Hendrix grabó tres discos de estudio que conjugaron lo mejor del rock and roll y el blues con innovaciones del rock ácido y psicodélico que comenzaba a ponerse de moda en la escena del "Swing London" de la década de 1960.

Los problemas de Hendrix con Chandler, con el que no compartía su manera de concebir el proceso de grabación, y con Redding, acomplejado como guitarrista al verse obligado a tocar el bajo, acabaron con la banda, que ofreció dos últimos conciertos épicos de despedida en el Royal Albert Hall de Londres, en febrero de 1969.

Épica fue también la actuación de Hendrix en el festival de Woodstock del verano del 69, convertido en símbolo del pacifismo y el movimiento hippy, donde el guitarrista deleitó con dos horas de concierto y sorprendió a los asistentes con la transfiguración guitarrística del Star-Spangled Banner, himno de Estados Unidos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad