Un golpe al bolsillo por partida doble | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 06:59 am

Un golpe al bolsillo por partida doble | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-25 05:00:00

Un golpe al bolsillo por partida doble

Un golpe al bolsillo por partida doble

La enciclopedia de vicios que le aplican funcionarios y contratistas a casi la totalidad de los contratos que firma el sector oficial y que por lo general degeneran en obras e inversión social excesivamente caras y plagadas de defectos que al final debe soportar la ciudadanía, es apenas una de sus formas.

La otra, es cuando esa manera irresponsable, negligente y abusiva que caracteriza al Estado a la hora de administrar los recursos aportados por el contribuyente, golpea sin piedad los ingresos de la gente.

Uno de los ejemplos más evidentes puede verse en el precio de la gasolina. Sí, ese bien cuyo costo influye en la calidad de vida de la población del país entera.

Es que no importa si cualquier colombiano es dueño de un carro, motocicleta o simplemente se transporta en taxi o bus. El precio de los combustibles incide en sus finanzas personales. Y ese precio, en este país, demuestra más allá de toda duda la presencia de todos los desenfrenos y despilfarros enumerados párrafos arriba.

Una comparación del valor de un galón de gasolina en diferentes naciones del mundo, es más que suficiente para comprobar lo dicho.

Es que mientras en Colombia un galón de corriente vale 7.945 pesos, equivalentes a 4.41 dólares y de extra $9.585 (U$ 5.32), en Estados Unidos ese mismo galón cuesta US$ 2.73, en China 2.19 y en Rusia 2.68.

Puesto de otra manera, es tal la carga impositiva que se le cuelga a la gasolina en Colombia, supuestamente para construir vías y hacerles mantenimiento que luego pocas veces por no decir jamás se ve, que los usuarios, además de tener que pagarla demasiado cara, deben soportar uno de los peores sistemas de calles y carreteras del continente entero.

En síntesis, para nadie es un secreto que el producto de esa sobretasa a la gasolina una vez cobrada, entra a una especie de agujero negro que pocas veces cumple su cometido de invertir en vías, pero sí obliga a la ciudadanía a pagar por transportarse onerosamente y por calles cuyo estado da lástima e indignación.

Y esa, es apenas una de las manifestaciones de esa corrupción que no da tregua y que a pesar de lo que se piensa, sí le mete la mano al bolsillo de 44 millones de colombianos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad