Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
23ºC
Actualizado 05:21 pm

La disyuntiva | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-13 19:31:15

La disyuntiva

En medio del espectáculo, los globos y los discursos, pasaron inadvertidos los programas de gobierno en Denver y en Minneapolis.
La disyuntiva

Y sin embargo son dos documentos que todos deberíamos leer porque a todos nos afectan y porque pintan dos planetas muy distintos: el mundo según Obama y el mundo según McCain.

Es el contraste entre vivir del miedo o vivir de la esperanza, entre la fuerza y la persuasión, entre el fundamentalismo y el multiculturalismo. Por eso entre demócratas y republicanos hay un abismo mental, una lectura opuesta de casi todas las cosas- y un empate tan rabioso como muestran las encuestas-.
En materia internacional, la diferencia básica consiste en que los republicanos creen que Estados Unidos debe actuar solo y los demócratas creen que debe actuar acompañado.

Los unos ven –con razón, pero con simplismo- que su país es la única potencia mundial; los otros ven –con razón y con menos simplismo- que existen además varios poderes regionales con los que hay que contar– sobre todo con Europa, Rusia, China, Japón, India, Irán e Israel-.
De aquí se siguen distintos principios de política. Los republicanos creen más en la “excepcionalidad” de Estados Unidos –el país más exitoso de la historia y la nación llamada a “iluminar al mundo”-. Creen más en su papel de “misioneros” –lo que les da derechos que los demás no tienen-. Por ende, se inclinan más que los demócratas hacia el unilateralismo y el militarismo, con todo lo que esto implica.

Es lo que sale de la comparación entre los dos programas de gobierno:
-El del Partido Demócrata ofrece “reconstruir las alianzas internacionales” que “han quedado deshechas bajo Bush”. En Afganistán habrá más tropas internacionales. Y hasta los países de América Latina han de ser tratados como “socios plenos” sobre la base del “mutuo respeto”.

-El del Partido Republicano dedica mucho espacio a criticar a la ONU. La acusa de corrupción, de ineficacia, de estar contra Israel y de estorbar la “defensa” de Estados Unidos. Reniega de la CPI y anuncia sanciones contra el país que se atreva a capturar a un criminal de guerra norteamericano.  

- El militarismo republicano comienza por apostarle a la “victoria militar” en Irak: no al plazo para retirar las tropas y permanencia si es preciso “por cien años”, como dijo McCain - mientras su compañera Sarah Palin abrió el espectro de una guerra con Rusia sobre Georgia, guerra esta que sería nuclear-. Proponen además un gran aumento en el gasto militar (para un país que ya hoy gasta más que todo el resto del mundo combinado) y prácticamente anuncian la invasión de Irán.

- Obama en cambio iniciaría un “diálogo directo” con Irán, fijaría un plazo para salir de Irak y concentraría sus tropas en Afganistán, donde están Al Qaeda, los talibanes y quizás Bin Laden.

Los dos partidos coinciden en su patriotismo -y en temas definitivos como la “guerra preventiva” y el apoyo incondicional a Israel. Pero entre Obama y McCain no está en juego el futuro de Estados Unidos sino el del mundo entero.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad