Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
22ºC
Actualizado 02:38 pm

Todo está en tu casa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-26 05:00:00

Todo está en tu casa

Todo está en tu casa

La mente subconsciente es el cuerpo creador y constructor que da forma a cualquier idea que surja en la mente. Lo constructivo puede ser bloqueado por el poder destructivo del temor a la pobreza, al fracaso, al dolor. Los temores van hundiendo en la duda y la confusión, y llegan hasta a hacer perder el sentido de los valores.

Cuando nos acosa el temor, cuando la mente está confusa, cuando no sabemos qué hacer en una situación difícil, debemos ponernos en quietud, buscar calmadamente el nivel de inspiración más elevado de la mente a la espera de respuestas superiores y las respuestas vendrán: “Tú mismo puedes producir para ti”.

Tienes que usar lo que ya tienes. La respuesta está en tu propia casa.

Otros pueden ayudarnos y motivarnos, pero la respuesta y el poder para triunfar está en nuestro interior. Los desconocedores de la prosperidad se aferran a buscar respuestas exteriores: recorren el mundo buscando soluciones que no aplican.

Nosotros abundamos en oportunidades a nuestro alrededor, al alcance de nuestras manos, oportunidades que fluyen desde dentro sin interrupción. Las oportunidades hay que reconocerlas, tomarlas, usarlas. Y con ellas podremos pagar nuestras deudas y nos quedará en abundancia para vivir bien. Hay que usar bien nuestras ideas, energías, oportunidades y así fluirán más y más gracias, bendiciones para seguirlas usando sin límites. Todos tenemos dentro muchas bendiciones y capacidades. Cada idea es valiosa y productiva sin límites; es la ley de la abundancia y el crecimiento. Para reconocer el valor y el poder de esas ideas, es preciso despejar el campo, quitando las confusiones, preocupaciones, ansiedades y angustias.

Cuando nos encontramos en paz, armonía, y cuando nos dejamos guiar por luces superiores, podemos verter fuera lo que tenemos para servir a las necesidades de otros, y con provecho para nosotros mismos.

Pensar sólo en ganar dinero, no es creativo ni sabio. Si servimos honesta y gratamente, él nos traerá felicidad. Además, dinero.

En el universo no hay carencias sino abundancias. Es el hombre el que falla. Por falta de comprensión no ve ni acepta el bien y la riqueza que lo rodea. Por falta de comprensión no reconoce su capital interno, ignora su capacidad de servir, por tanto también se ve privado de ser servido.

La vida nos servirá ampliamente cuando creamos que el éxito, la prosperidad y la felicidad nos pertenecen.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad