Malasia, otro Tigre Asiático (III) | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
19ºC
Actualizado 08:43 am

Malasia, otro Tigre Asiático (III) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-14 00:20:46

Malasia, otro Tigre Asiático (III)

Malasia, otro Tigre Asiático (III)

La ciudad antigua todavía habitada por comunidades prevalentemente chinas e indias, estaba separada de las residencias de los ingleses por un río; aún existe el puente que conducía a las mansiones británicas, por el cual pasaban los trabajadores a partir de las 6 de la mañana y debían regresar a sus casas antes de las 6 de la tarde.    

La vida allí es muy interesante, movida y desordenada. Florecen las ventas callejeras y los ventorrillos de bocadillos y comidas rápidas. Abundan los templos de todas las religiones, cada cual con su diferente atmósfera y encanto.

Después de la independencia los malayos aprovecharon las quintas y propiedades británicas para construir la planificada ciudad moderna poblada de hermosísimos hoteles y modernas construcciones entre las cuales sobresalen las torres gemelas Petronas de 452 metros de alto, hasta hace poco las más altas del mundo, a cuyo puente central que las une se puede acceder gratis. El actual gobierno está construyendo una nueva ciudad capital en Patrajavaya, a 25 kilómetros hacia la costa.

Otro lugar turístico es la antigua ciudad de Malaca, situada a 250 kilómetros hacia el sur, mencionada por Marco Polo en sus crónicas, que conserva los monumentos históricos más antiguos como primera capital que fue del antiguo imperio malayo y portugués.

Para concluir la crónica de nuestra visita por el Sudeste asiático, cabe anotar que la muerte estuvo rondándonos durante todo el viaje. Mientras estábamos saboreando deliciosas experiencias místicas por el norte de Birmania, sucedió el calamitoso “tsunami” que desoló la isla de Sumatra, parte de la costa de Tailandia, Sri Lanka y la región costera oriental de la India, causando destrucción y más de 300 mil muertos. Lamentamos que mientras nosotros transitábamos incomunicados por las plácidas pagodas y monasterios birmanos, nuestros familiares y amigos sufrieran angustiados imaginando a nuestros cadáveres flotar sobre las aguas del Índico.

También nos persiguió la gripe del pollo por Vietnam y Camboya, peste que es fatal para los humanos y que amenaza la vida de millones de habitantes de nuestro planeta.

Es de anotar además que mientras las aerolíneas occidentales han tratado de capear en vano la crisis suscitada por el atentado del 11 de septiembre y disminuyendo las atenciones a los clientes, las orientales han logrado superarla mediante sus delicadas atenciones y óptimo servicio, de manera que es casi una lotería conseguir un pasaje económico por Japan o Singapur Airlines. El buen trato a la gente así como la calidad del producto son los ejes fundamentales de todo negocio.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad