El ordenamiento territorial | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Ene 22 2018
25ºC
Actualizado 10:47 am

El ordenamiento territorial | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-27 05:00:00

El ordenamiento territorial

El ordenamiento territorial

El desequilibrio en las regiones es muy grande; tenemos departamentos de primera con muchas posibilidades de desarrollo y otros de quinta, en donde la carencia de recursos es tal, que más bien parecen regiones gobernadas por otro tipo de personas diferente al que orienta los destinos de una misma nación.

Un escenario nuevo tiene que tener capacidad para imponer una equidad en el gasto de tal manera que permita un desarrollo armónico y elimine los privilegios que se imparten de manera constante a regiones con alto grado de afecto. El país es uno solo, los habitantes de Colombia están dotados de los mismos derechos y un régimen justo, debe tener una consideración especial para velar por los más débiles, no por los más pudientes.

El famoso triángulo de oro tiene que desaparecer, pues allí de manera discriminatoria e injusta van a parar la mayoría de los recursos; de allí son oriundos los ministros y los altos dignatarios del Estado y allí es en donde se concentran los planes de desarrollo.

Por otro lado, las nuevas características que han tomado las grandes capitales, implica que ha aparecido una nueva realidad urbana, que no se puede seguir administrando con el criterio parroquial y arcaico de hace un siglo o más. La conurbación, es decir, la expansión de ciertas ciudades que ha llegado a abarcar a sus vecinas, tiene que tener un esquema de administración, planeación y control igual, en donde se reduzcan nóminas burocráticas y se amplié el espectro del desarrollo armónico. Un mismo núcleo urbano con cinco o seis alcaldes; igual número de concejos, contralorías, personerías y secretarías de cada ramo, es además de costoso, anacrónico, inmanejable, inabordable, torpe y dañino.

Si las regiones quieren progresar, tienen que dotarse de esquemas pragmáticos, eficientes, inteligentes y de una enorme y segura visión, para que puedan ver el bosque más allá de los primeros arbustos.

Desde luego, a todo esto se oponen la politiquería, el clientelismo y la corrupción. ¿Será entonces capaz el país de abordar esos nuevos retos?. Generemos conciencia para que así sea, para que no sigamos en el triste papel de perder el tiempo y las posibilidades que el desarrollo debe brindar en beneficio del mejoramiento de la calidad de vida de todos los habitantes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad