Pongan atención | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 02:56 am

Pongan atención | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-29 05:00:00

Pongan atención

Lo que nos viene  pierna arriba.  Tal vez cuando leí la Metamorfosis de Kafka sentí un asco igual por los bichos al que  ahora advierto al  leer la columna de Eduardo Escobar en el Tiempo, sobre  el abominable hematófago llamado Garrapata, creado por Dios para que el hombre no se olvidara de la existencia de él. Todo lo que cuenta Escobar en forma descarnada  lo he sufrido también yo.
Pongan atención

Lo llegar√° a padecer la humanidad en poco tiempo, cuando las garrapatas lleguen con sus articuladas patas, aniden en¬† los p√°ramos y en las¬† tierras ardientes en donde no las hab√≠a. A Milord, nuestro perro pastor Alem√°n compa√Īero de desvelo, releyendo libros olvidados o tecleando en el computador, tuve que mandarlo asesinar por un veterinario fletado, cuando las garrapatas lo trasteaban por toda la casa lleno de ulceras y los bichos que nos invadieron¬† reventaban como ma√≠z pira haciendo crispeta, al aplastarlas¬† con mis pantuflas caminando por los corredores o al cerrar la tapa de los libros chorreando sangre. Comenc√© a rascarme, cre√≠ que eran ladillas. Lo cruel del asesinato de mi viejo y fiel compa√Īero Milord, fue que la dosis inyectada¬† result√≥ insuficiente.

Durmi√≥ aletargado entre un saco en el que lo llevamos a que lo enterrara mi mayordomo en una calva de tierra est√©ril a la pata de un guayabo. Entonces fue cuando Milord¬† despert√≥ de sus sue√Īos imperiales de ser la mascota de un noble ingl√©s. Para que no sufriera con su desilusi√≥n, Pedro le descarg√≥ un garrotazo con un le√Īo de guayac√°n que todav√≠a en las noches lo siento en mi nuca. Fue un crimen espantoso que me remuerde. Padezco psicocanosis, solamente leo ahora¬† textos de perros y su fidelidad al hombre y he abandonado las deliciosas y ejemplarizantes telenovelas nuestras de mafia y se√Īoras enamoradas de guardaespaldas. Pero lo que dice Escobar: la ciencia agot√≥ todo los recursos habidos y por haber contra la garrapata y no hay nada qu√© hacer. At√©rrense. He atendido la llamada de una amiga en EU que me pide consejos para acabar con lo piojos de su peque√Īa hija, una rifa que¬† se gan√≥ en el viaje a Colombia.

Los piojos colombianos fueron seducidos por piojos gringos y de esa fornicaci√≥n result√≥ una especie de piojo de colosal¬† h√≠brido, inmune a todos los pesticidas inventados por la Dupont. Despu√©s de probar raparle la cabeza la inscribi√≥ en un curso de buceo, para que sumergida ahogara los piojos. No saben qu√© hacer. Cuando los piojos les llegan a los ricos la cosa comienza a preocupar. Hemos atropellado el planeta. Qu√© decir de los zancudos helic√≥pteros. El dengue, el nuevo paludismo, las balas perdidas, un mundo de locos, sexo entre beb√©s, lesbygay al casorio. Con nuestro poder de dioses descompusimos el mundo. Una barah√ļnda de cosas y hechos que nos hacen llegar tarde a todas las citas, licencias para pescar con dinamita en los p√°ramos¬† Gloria aprieta su seno sobre la taza de caf√© y me bebo un delicioso Express.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad