Sáb Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 06:49 pm

Chávez niega nexos con terrorismo islámico y denuncia campaña en su contra | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-29 15:52:00

Chávez niega nexos con terrorismo islámico y denuncia campaña en su contra

Chávez niega nexos con terrorismo islámico y denuncia campaña en su contra

 

En su escrito dominical "Las Líneas de Chávez", que publican varios rotativos locales, el mandatario advierte que esa "estrategia de difamación en la arena mediática internacional" va a arreciar "en la misma medida" en que se acerque el 26 de septiembre, cuando se celebrarán las elecciones parlamentarias.

Chávez supedita a esa campaña un reportaje "difundido la semana pasada" por la cadena estadounidense CNN, en el que se señalan un "rosario de falsedades" que pretenden demostrar los supuestos vínculos de Venezuela con el terrorismo islámico.

En ese trabajo se habla de que la aerolínea de bandera venezolana Conviasa, que vuela regularmente a Siria e Irán, serviría de "ruta perfecta para ingresar árabes islámicos" a América, señaló el mandatario.

Entre el "rosario de falsedades" que presenta el reportaje de CNN está que desde "los aviones (de Conviasa) parten cargados de uranio (venezolano) para abastecer las plantas iraníes", dijo Chávez.

Resaltó que ese "espurio reportaje" de CNN estuvo antecedido de otras publicaciones en páginas web como la llamada Painkiller y en el diario italiano La Stampa, que recogen declaraciones de altos funcionarios israelíes sobre los supuestos nexos de Caracas con el terrorismo islámico.

"Vean ustedes, compatriotas, por dónde vienen los tiros y qué duro nos están atacando internacionalmente", afirmó Chávez.

A lo largo de su Gobierno, que cuenta ya 11 años, Chávez ha estrechado las relaciones diplomáticas y comerciales con Irán, que califica de estratégicas, y rechaza las acusaciones de Estados Unidos de que esos nexos serían una "amenaza" para la región.

El mandatario incluye en la campaña mediática la difusión por parte de medios españoles y de CNN del documental "Los guardianes de Chávez", que habla sobre la violencia que vive el país y señala supuestos nexos de venezolanos con las guerrillas colombianas, entre otros.

Ese documental, "realizado por gente vinculada al Grupo Prisa de España", relata "un conjunto de groseras mentiras, con el fin de crear y extender una matriz de opinión para que se declare a Venezuela país forajido", afirmó el jefe de Estado.

"Y como si esta descarada andanada de calumnias fuera poco, el lunes pasado nos lanzan otro misil desde 'The New York Times'," que en un editorial señal que "Venezuela es más peligrosa que Irak", resaltó Chávez.

El presidente se pregunta "en qué cabeza cabe comparar la dimensión de la violencia desatada en Irak, producto de una invasión genocida (...) con el problema estructural de la inseguridad" en Venezuela, que su Gobierno "heredó" y que enfrenta "con la mayor firmeza y rigor desde una visión preventiva y no represiva".

La inseguridad, que cobró la vida de "19.133" personas en 2009 según un informe gubernamental filtrado a la prensa la semana pasada, centra la campaña proselitista de la oposición de cara a los comicios de la Asamblea Nacional (AN), de 167 miembros, dominada por el oficialismo debido a que la oposición se retiró de las elecciones de 2005.

"Ponderando el mes de batalla electoral que se avecina (...) debemos tener la dimensión exacta de cómo se están comportando los intereses que quieren ver a Venezuela de nuevo postrada ante las órdenes del imperio yanqui", alertó el presidente.

Sostuvo que los comicios parlamentarios son "decisivos" para el futuro del proceso de cambios socialistas porque, insistió, se debe "impedir, a toda costa, que la 'contrarrevolución' convierta a la Asamblea en un espacio para desestabilizar y sabotear la dinámica transformadora".

"Necesitamos una victoria categórica e indiscutible porque, vuelvo a repetirlo, está en juego la suerte de nuestra revolución y la vida misma de la patria", añadió.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad