Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 10:00 pm

El problema del mundo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-31 05:00:00

El problema del mundo

El problema del mundo

Tampoco es la creciente escasez de agua apta para la agricultura y el consumo humano en amplias áreas del globo terráqueo, ni la falta de energía eléctrica a más de mil millones de seres humanos que viven como en la edad de piedra, ni la destrucción acelerada de selvas, bosques, ecosistemas y la extinción de  miles de especies  que  necesitaron millones de años para su evolución. No es el avance de los desiertos por la degradación de los suelos por prácticas agrícolas inadecuadas, ni la contaminación del aire y las aguas de ríos y mares, ni las basuras que nos sepultan, ni la crisis de alimentos causante de  la muerte de muchos por hambre y desnutrición.

El problema más grave del mundo, que es la causa principal de todo lo anterior, es la explosión demográfica; todas las evidencias muestran que es el  foco central  de la  tragedia planetaria.

Como bien lo describe  Al Gore en su libro La Tierra en Juego, desde que aparecieron los primeros humanos modernos hace 200.000 años hasta Julio César hace aproximadamente 2.000 años, la especie humana no superó los 250 millones de personas. Cuando Colón descubrió América en 1.492  se llegó a los 500 millones de seres humanos; a mediados del siglo pasado la cifra fue de 2.000 millones y solo sesenta años después, a la fecha de hoy, hay más de 7.000 millones de seres, consumiendo vorazmente recursos naturales.  Cada diez años se incrementa la población mundial  en 1.000 millones de personas. Cada año hay 100 millones más, nacidos especialmente en los países  pobres.

Los expertos y científicos en temas demográficos y ambientales así como los economistas serios saben que el Planeta en un futuro no lejano no será capaz de soportar  tanta gente. Colapsará, y no se necesita ser sabio para deducirlo; el simple sentido común lo dice y los síntomas ya son comunes. Los  grandes conflictos económicos, políticos y sociales son  la consecuencia, en gran medida, de la explosión demográfica.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad