Sáb Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

Papa condena a divorciados vueltos a casar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-14 16:18:50

Papa condena a divorciados vueltos a casar

El papa Benedicto XVI denunció hoy a los "divorciados vueltos a casar" e insistió en la importancia de la unidad de la familia, "pedestal" de la sociedad, en un discurso ante los obispos franceses en Lourdes, en el suroeste de Francia.El Pontífice alemán abordó la "cuestión particularmente dolorosa" de "los divorciados vueltos a casar", frente a quienes la Iglesia "mantiene con firmeza" la "indisolubilidad del matrimonio", pese a que profesa "el mayor afecto a quienes, por los más variados motivos, no llegan a respetarla".
Papa condena a divorciados vueltos a casar

"No se pueden aceptar las iniciativas que tienden a bendecir las uniones ilegítimas", dijo Benedicto XVI en el Hemiciclo de Santa Bernadette, en su segundo día de peregrinaje al santuario mariano de Lourdes, donde llegó ayer después de una primera etapa en París.

Joseph Ratzinger, quien el viernes se entrevistó en el Elíseo, en París, con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, divorciado dos veces y casado actualmente con la ex cantante Carla Bruni, madre de un hijo fruto de una relación anterior, defendió a la familia como el "pedestal sobre el que descansa toda la sociedad".

"El matrimonio y la familia se enfrentan ahora a verdaderas borrascas. Las leyes han relativizado en diferentes países su naturaleza de célula primordial de la sociedad", declaró Benedicto XVI, de 81 años, ante unos 170 obispos y cardenales, la mayoría franceses y algunos pertenecientes al Vaticano.

La Iglesia católica mantiene desde hace años una postura firme contra el divorcio.

Sin embargo, en algunos casos, hubo excepciones.

Ante el enlace en mayo de 2004 del príncipe Felipe, heredero de la corona de España, con Letizia Ortiz, divorciada de un matrimonio anterior, la Iglesia católica española aceptó la unión religiosa bajo el argumento de que el primer matrimonio de la princesa había sido sólo de carácter civil.

En su discurso ante los obispos, Benedicto XVI se refirió al laicismo de la República francesa, uno de los temas que marcó su visita a París, destacando la "originalidad" de la situación francesa, que la Santa Sede "desea respetar".

Se felicitó de que Sarkozy hubiera resaltado "los valores cristianos de Francia", lo que da pie, según el Pontífice, "a encontrar una nueva manera" de incorporar "los valores fundamentales" en la sociedad "en el marco institucional vigente y con el máximo respeto a las leyes en vigor", en referencia a la ley de 1905, que establece el principio de laicismo de la República.

Benedicto XVI retomó por otro lado su defensa de la misa en latín, cuya celebración facilitó en un decreto de julio de 2007 considerado por algunos sectores religiosos como un guiño a los integristas.

"Me he sentido impulsado a precisar las condiciones" de oficiar la misa en latín y afortunadamente, "ya se han dejado ver los frutos de estas nuevas disposiciones y espero el necesario apaciguamiento de los espíritus", señaló el ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, encargada de velar por el cumplimiento del dogma.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad