Irak, atrocidad y acto fallido | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 05:45 am

Irak, atrocidad y acto fallido | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-09-01 05:00:00

Irak, atrocidad y acto fallido

Irak, atrocidad y acto fallido

Lo de “tropas de combate” es un decir: Alrededor de cincuenta mil soldados permanecerán en plan de apoyar, aconsejar, asistir a las fuerzas militares iraquíes que, se supone, tendrán a su cargo la seguridad de ese territorio maldecido por la insaciable codicia del petróleo. Lo dijo el Pentágono: No serán tropas de combate, pero “estarán muy bien armadas y posiblemente entrarán en la línea de fuego cuando participen en la cacería de figuras de Al Qaeda y de otros extremistas”.

Hay que precisar también lo de “soldados”: A sueldo, sí, pero civiles. Gatilleros privados.  La Operación de Combate Libertad Iraquí termina hoy. El Departamento de Estado de Estados Unidos, es decir, su diplomacia, se hará cargo de manejar el enredo a partir de mañana. Puesto que no tiene fuerzas armadas propias, éste tendrá que pagar “contratistas”, quienes operarán los fierros  y las naves y los vehículos blindados bajo el comando de Hillary Clinton y de sus sucesores.

Hoy terminó la misión de combate. ¿Misión cumplida? Nada de eso; lo de Irak ha sido un siniestro continuo. Después de haberse llevado de calle principios legales y éticos que se suponía comenzaban a enraizarse en la conciencia de la comunidad internacional, Estados Unidos ha sido un desastre como poder ocupante.

Después de 150 mil iraquíes y cinco mil militares muertos, después del éxodo de más de dos millones de personas, después de Abu Ghraib, Guantánamo  y otros ultrajes por el estilo, después de la destrucción y el pillaje de más de diez mil sitios arqueológicos que relataban las más antiguas culturas con historia escrita, después del robo de un enorme patrimonio cultural depositado en museos y sitios históricos, después de un gasto público de más de 700 mil millones de dólares, la “coalición” liderada por Estados Unidos, de la que el Estado colombiano fue miembro obsequioso, bien puede reclamar que eliminó el régimen suní de Saddam Hussein.

Pero no se puede reclamar que la ocupación ha dejado tras de sí ni siquiera la caricatura de una democracia “a la occidental”, cuya consolidación era el objetivo central de los invasores.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad