Mié Dic 7 2016
25ºC
Actualizado 03:09 pm

Ser arrollado por un articulado equivale a caer de un cuarto piso | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-31 05:00:00

Ser arrollado por un articulado equivale a caer de un cuarto piso

En una hora cualquiera, en un sector como la carrera 15 con Avenida La Rosita, se puede ver fácilmente unas 20 o 30 personas que, con el puente peatonal a pocos metros, arriesgan sus vidas cruzando el carril exclusivo de Metrolínea.
Ser arrollado por un articulado equivale a caer de un cuarto piso

De hecho, desde que entró en servicio el Sitm, se han presentado dos muertos por accidentes en donde han estado involucrados buses articulados, ambos en este mismo lugar.

Esto, claro está, no se presenta sólo en este sitio, sino en otras zonas donde también pasa Metrolínea, como la Autopista a Floridablanca, donde esa batalla entre David y Goliat es recurrente. En estos casos, sin embargo, a diferencia del mito bíblico, el pequeño, el peatón, no tiene posibilidad de vencer.

Sólo por poner un ejemplo, si se tiene en cuenta el peso de un articulado (28 toneladas) y la velocidad promedio a la que ruedan (50 kilómetros por hora), se puede calcular (omitiendo algunos factores externos) que el impacto de ser golpeado por uno de estos buses equivale a caer de un edificio de cuatro pisos.

Eso en el mejor de los casos, pues usualmente se presentan otras lesiones alternas como el golpe con el suelo o el choque con otro carro.

Además, en condiciones normales, un bus articulado, con una velocidad promedio entre 50 y 60 kilómetros por hora, necesita aproximadamente 31 metros antes de poder detenerse completamente, 11 metros debido al tiempo de reacción del conductor (0.75 segundos) y unos 20 metros gracias a la capacidad de los frenos, que si bien cuentan con elementos de alta tecnología, implican un largo recorrido de frenado debido al peso de estos vehículos.

Vanguardia Liberal presenta a continuación algunos datos técnicos que muestra a  lo que se enfrenta un peatón cuando se atraviesa a un bus articulado de Metrolínea.

¿Qué soluciones se plantean?

• La Dirección de Tránsito de Bucaramanga propone la instalación de vallas en los separadores que impidan el paso de peatones.

• Mayores controles por parte de las autoridades de tránsito. Según los operadores de Metrolínea, hay mucha permisividad por parte de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga.

• El Fondo de Prevención Vial propone la ejecución de campañas en los sitios críticos que se tienen identificados, pero haciéndolas parte de una estrategia integral, pues las de ahora son aisladas y están muy dispersas.

• La creación de un comité encargado de coordinar las campañas de cultura ciudadana de la capital santandereana.

Según estudios hechos en Inglaterra

•     En caso de accidente de un auto a 32 km/h, el 5% de los peatones moriría, el 65% sufriría heridas y el 30% saldría ileso.

• A 48 km/h, el 45% de los peatones moriría, el 50% sufriría heridas y el 5% saldría ileso.

• A 65 km/h, el 85% de los peatones moriría, el 15% sufriría heridas y prácticamente nadie saldría ileso.


Visibilidad

En algunos sectores, como los alrededores de la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, hay docenas de árboles sembrados en el separador que impiden la visibilidad tanto del conductor como del peatón. Esto lleva a que cuando un transeúnte omite el uso del puente peatonal, los operadores no puedan ver con claridad cuando alguien va a cruzar la vía.

Distancia de frenado

Esta variable depende de muchos factores como el estado de las llantas, el del pavimento y el clima.  Tanto Metrolínea como los operadores coinciden en reconocer que por el momento no se han hecho pruebas para determinar este indicativo, pero estándares internacionales aseguran que a una velocidad de 50 kilómetros por hora un carro pequeño recorre aproximadamente 13 metros antes de detenerse. En el caso de los articulados, cuyo peso puede llegar a las 28 toneladas con el cupo lleno, la distancia tiene que ser mayor y se estima que necesitarían entre 15 y 20 metros antes de frenar completamente. Más si está lloviendo.

Riesgo de lesiones graves

La severidad del accidente aumenta exponencialmente con la velocidad del impacto. A 50 kilómetros por hora, el riesgo para un pasajero de sufrir lesiones y heridas graves es tres veces mayor que a 30 kilómetros por hora, mientras que a 65 kilómetros por hora es cinco veces mayor. En un bus articulado pueden viajar 150 personas, de ellas 102 de pie, quienes son los más propensos en caso de una emergencia.


Frenos inteligentes

Previendo la dificultad que iban a tener los articulados para frenar, debido al peso de estos vehículos, estos fueron adaptados con una tecnología que permite identificar cuando el conductor pisa el pedal con mayor presión.  En caso de que se dé una emergencia, el computador activa los frenos totales para detener el bus.  Además, cuentan con ABS, que permite un mayor control de la frenada del bus.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad