Crímenes de odio, crímenes de género | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 07:33 pm

Crímenes de odio, crímenes de género | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-09-02 05:00:00

Crímenes de odio, crímenes de género

Crímenes de odio, crímenes de género

Este tipo de hechos de violencia hacia las mujeres, hoy denominados feminicidios, están sucediendo en nuestro país de manera repetida, y es necesario encontrar por qué suceden. Es muy sencillo y fácil decir que son crímenes pasionales, lo que indicaría que la causa es el amor o los celos. Pero indagando más y desde un enfoque que revisa causas relacionadas con la identidad de género femenina y masculina, se encuentra un factor profundamente arraigado en la cultura, y es la dominación de género, que consiste en la mentalidad cultural de dominio masculino sobre las mujeres o sobre la condición femenina.

Y es que aún, a pesar de tantos cambios y avances, para muchos hombres sus mujeres siguen siendo eso, sus propiedades; ellos se creen los dueños, los que hacen con ellas su voluntad y mucho más en el terreno de los afectos y de la sexualidad. Entonces una separación o el deseo de estudiar de la mujer es considerado por ese hombre dominador como que ella se “me está liberando”,  o ella “que es mía”, no puede ser de nadie más. Estas ideas arraigadas y muy poco combatidas en la educación y la cultura imperante, conducen al asesinato de la esposa, o a la agresión física, o la violación sexual de las mujeres, siendo la causa profunda esos pensamientos de dominio, que  consideran a las mujeres como objetos sexuales para ser poseídas y subordinadas. Estos delitos son entonces delitos por el odio a la libertad de la mujer, se basan en la negación de su autonomía y se consideran crímenes de género.

Es necesario empezar a corregir la forma como se analizan y se entienden estos graves hechos de violencia contra las mujeres, y no seguir afirmando que son pasionales, lo que le permite la aceptación social y el perdón al agresor, pues él actúo por pasión o por amor. La violencia no es amor, y la educación de los jóvenes debe tomar en cuenta estos imaginarios de dominio y sumisión para cuestionarlos y modificarlos por los del respeto y la equidad entre los hombres con las mujeres.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad