¬ŅEl fin de las farc? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-19 01:04:34

¬ŅEl fin de las farc?

Despu√©s de las capturas de alias ¬ĎSim√≥n Trinidad¬í, alias ¬ĎSonia¬í y alias ¬ĎMart√¨n Sombra¬Ē; de las muertes del ¬Ďnegro Acacio¬í, ¬ĎMart√≠n Caballero¬í y de la entrega de alias ¬ĎKarina¬í a las autoridades, pero sobre todo despu√©s del llamado¬† marzo negro para las FARC en el que nuestras Fuerzas Militares dieron de baja a Ra√ļl Reyes,
¬ŅEl fin de las farc?

que Iv√°n R√≠os fue traicionado por su ex jefe de seguridad, y que Marulanda muere,¬† y¬† despu√©s de la operaci√≥n Jaque no cabe duda que la pol√≠tica de seguridad democr√°tica triunf√≥. La pregunta obvia es ¬Ņqu√© tan cerca estamos del fin de las FARC?

Muchos incluyéndome, hemos dicho que se acerca la rendición de las FARC ante la derrota militar. Sin embargo este fin se refiere a las FARC tradicionales que se caracterizaban por la toma a poblaciones, secuestrar policías y soldados, realizar pescas milagrosas, el reclutamiento masivo en el campo, y la extorsión. Esas FARC giran en torno a una estructura militarista, que sino las tenemos derrotadas si están bastante arrinconadas.

Tan es as√≠ que¬† Alfonso Cano no ha salido en una grabaci√≥n despu√©s de ser ungido como el nuevo jefe del grupo terrorista. Y la disminuci√≥n de las acciones criminales en los √ļltimos a√Īos no deja dudas. Seg√ļn el observatorio del Programa Presidencial de Derechos humanos y D.I.H. y la Polic√≠a Nacional, los homicidios cometidos por esta organizaci√≥n este a√Īo no pasaran de 300, mientras en 2003 fueron 782. Los secuestros, tambi√©n han pasado de 984 en 2002 a 121 en 2007.

Pero los tiempos de las FARC son distintos a los nuestros. Desde hace varios a√Īos vienen prepar√°ndose para una mutaci√≥n que se apresur√≥ con el cambio de mando y el √©xito de la pol√≠tica democr√°tica. Desde 2000 crearon el Movimiento Bolivariano, y el Partido Clandestino Comunista Colombiano en cabeza de alias Alfonso Cano, cuyo centro de gravedad¬† son las ciudades y no el campo. ¬†

Trataran de pasar de una guerrilla campesina a una guerrilla urbana y producir√°n actos terroristas que generen gran impacto medi√°tico, como los recientes en Bogot√° y Valle. Seguir√°n nutri√©ndose del narcotr√°fico, a trav√©s de su holding de coca marca FARC. Sin embargo, ahora le dar√°n m√°s √©nfasis al discurso pol√≠tico a trav√©s de la infiltraci√≥n urbana en b√ļsqueda de lo que Alfonso Cano llama la ¬ďsoluci√≥n pol√≠tica del grave conflicto social que vive el pa√≠s¬Ē.
Por esta razón, el debate de las universidades es importante.

Al ser santuarios para nosotros los colombianos, las fuerzas ilegales buscan privilegiarse de estos recintos de las ideas. Nos enfrentamos a los t√≠picos dilemas que trae la seguridad. Por ejemplo: seguridad vs. libertad de expresi√≥n o si debe entrar la fuerza p√ļblica a las universidades. Por mi parte creo, que nada desear√≠a m√°s alias Alfonso Cano que ver a la fuerza p√ļblica en las universidades, as√≠ que no hay que caer en esa tentaci√≥n.

Y como dijo el rector de la Universidad Nacional ¬ďhay un n√ļmero muy peque√Īo, proporcionalmente casi insignificante -aunque no menos preocupante- de estudiantes que llegan a la universidad con prop√≥sitos diferentes. Algunos se sorprenden de que haya infiltraci√≥n de grupos ilegales. No se necesita ser muy suspicaz para llegar a esa conclusi√≥n, basta leer los graffitis en las paredes de nuestros campus, con los lemas tradicionales y firmados por los grupos ilegales sin ning√ļn disimulo. Son grupos minoritarios que no son, ni podr√≠an ser, interlocutores de la administraci√≥n. Tampoco lo son de la mayor√≠a de los universitarios¬Ē.

Pero el debate contin√ļa. Los videos revelados muestran que no es cualquier movimiento estudiantil que en un acto de rebeld√≠a se par√≥ a decir un discurso pol√≠tico sobre la educaci√≥n y se tap√≥ la cara, sino el Movimiento Juvenil Bolivariano con formaci√≥n militar dirigido por el m√°ximo cabecilla de las FARC, que no pone la cara por estar vinculado a un grupo ilegal, y que amenaza a estudiantes y atemoriza a otros. Ese es el meollo del problema, lo dem√°s es querer desviar el debate.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad