Olla de vapor social | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 09:55 pm

Olla de vapor social | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-20 00:48:48

Olla de vapor social

Olla de vapor social

judicial y Constitucional que cursan en el Congreso, la crisis económica y bursátil internacional, han impedido que el país sopese en su cabal dimensión el conjunto de problemas sociales que comienzan a hervir con fuerza en distintos frentes económicos y puntos cardinales del país.

Las demandas laborales de los funcionarios de la Rama Judicial del Poder Público y la Fiscalía se transformaron en un cese de actividades desde el pasado 3 de septiembre y los medios de comunicación, la opinión pública y los analistas se han fijado más en lo incidental de ella que en el fondo del asunto y sus amplias consecuencias. A hoy, lleva 18 días y cualquier solución será más un remiendo para que los empleados vuelvan a atender al público y a tramitar los procesos que ante ellos se siguen, que dar una verdadera solución al problema.

La parálisis de actividades de los obreros corteros de caña de azúcar en el Valle del Cauca tiene un delicado y preocupante fondo social.

En este caso confluyen las pretensiones sociales de modestos trabajadores y la inconformidad de varios sectores ante una figura jurídica que durante los últimos años ha sido  controvertida y que golpea a sectores muy frágiles de la población: las cooperativas de trabajo asociado.

Estas son defendidas por unos y criticadas por otros. Pero más allá de quienes tienen razón en su posición respecto a ellas, en distintos sectores de la producción y en diversas oportunidades su existencia ha sido caldo de inconformidad social. Pero no se les ha puesto la atención necesaria.

Los indígenas del Cauca y de otras latitudes del país en forma reiterativa organizan marchas y otros tipos de actos en los que con regularidad hay enfrentamientos con unidades de la Fuerza Pública. Los noticieros televisivos dan cuenta de ello, pero ¿Y qué política sensata ha implementado el Estado para que el conflicto no empeore?

Si se miran las cifras del comportamiento económico, se encuentran varios timbres de alarma encendidos en amarillo. Uno de los que más resalta es el aumento de la tasa de desempleo y que un porcentaje (más significativo de lo que fuera de desear), de quienes aparecen como empleados, realmente son subempleados.

Esos dos frentes de nuestra economía, el aumento del desempleo y la alta cifra de subempleados, evidencian que hay un alarmante número de colombianos que vive con muy pocos o mínimos ingresos económicos, con todo lo que eso significa.

Es prudente que el Gobierno ejerza el liderazgo que detenta e invierta el capital político que tiene implementando un plan ambicioso en estas materias, ya que las situaciones comentadas son el caldo de cultivo de enormes trastornos sociales de muy diversa índole, entre ellos, la violencia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad