Dom Dic 4 2016
21ºC
Actualizado 08:08 pm

Créole de San Andrés / Música raizal en Bucaramanga | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-20 01:13:43

Créole de San Andrés / Música raizal en Bucaramanga

La música de las zonas insulares que conforman el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina encarna la historia cultural de su población.
Créole de San Andrés / Música raizal en Bucaramanga

En ella confluye, de muy diversas formas, una historia marcada por el impacto de la disputa colonial inglesa y española –pasando por los pintorescos mitos sobre el tesoro del pirata Henry Morgan– hasta el avasallador dinamismo de la actividad comercial y turística actual.

Como tantos otros territorios insulares del Caribe, el archipiélago fue un lugar estratégico de paso, un escenario de la economía de plantación, un entramado social esclavista, un foco de misiones religiosas y, desde el siglo XIX, un territorio marginal en la geografía colombiana hasta la declaración de puerto libre, realizada por la dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla en 1953.

Todos estos movimientos dejaron huellas en las prácticas locales que hoy son tan visibles como los rasgos étnicos de aquellos pobladores cuya genealogía familiar se hunde en los siglos XVII y XVIII. Allí no solo se afianzó una cultura sobre una base mixta con preponderante participación de los pobladores procedentes de varias regiones africanas; también, una red permanente de intercambio en el contexto del caribe occidental, especialmente con las costas centroamericanas e islas como Jamaica, Barbados y Trinidad.

Con ello, la música también ha tenido y sigue teniendo sus matices singulares, como otro de los hilos en el tejido de la sociedad en las islas. Esto es evidente en los ritos cotidianos de las iglesias metodistas, bautistas, presbiterianas y en otras más recientes que han surgido paralelas al impulso católico favorecido por el gobierno central colombiano. Así mismo, estos matices son muy notorios en la música reconocida como raizal en la que se funden prácticas cambiantes, muchas de ellas ligadas con la herencia histórica de larga permanencia que a su vez se ha entroncado con otras prácticas de circulación relativamente nueva en los ámbitos de lo popular.

Del dominio europeo quedaron los bailes de salón como la quadrille, la polka, el waltz, la mazurca y el schottische. Aunque su vigencia social se ha perdido, persisten en el contexto del espectáculo público. De la música popular caribeña de difusión internacional se han recibido influencias notables a partir de los años treinta del siglo pasado, como puede constatarse con el mento y el calypso, y posteriormente con el reggae (en sus diversos tipos), el souk y el socca.

Todos estos son géneros comúnmente escuchados en conjuntos locales, integrados por instrumentos como la mandolina o el violín en las partes melódicas; las guitarras, también en las melodías principales pero especialmente en las contramelodías y en los acompañamientos armónicos; el tub-bass como bajo armónico (también bass tub, tina o tináfono, uno de los instrumentos más llamativos y de origen africano); el jawbone, que cumple una función de soporte rítmico (también horse jaw o quijada, instrumento hecho justamente a base de la quijada de un equino) y las maracas, muy usadas en la música popular caribeña.

Además de las características propias de la interpretación vocal e instrumental, el sello definitivo de las canciones en estos estilos está dado por el contenido del texto. Aún se conserva la costumbre de recurrir a las letras de crítica y parodia social, a las narraciones circunscritas a episodios humorísticos que en ciertas ocasiones rayan con el comentario picante, y a los juegos de lenguaje, que aluden a códigos muy locales de comunicación.

La alternancia de textos en español e inglés muestra una vez más la realidad de la población de las islas, heredera de todo el maravilloso laberinto de ser criollo, el mismo que hoy da fundamento a la creatividad del grupo Créole.Bucaramanga

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad