Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 10:00 pm

‘A la mano de Dios’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-20 01:34:28

‘A la mano de Dios’

El sábado 13 de septiembre un hombre que realizaba obras de construcción en un hotel de la ciudad, sufrió una descarga eléctrica de 9 mil voltios cuando levantaba unas varillas que hicieron contacto con las cuerdas de energía eléctrica. El empleado, que fue remitido a Bucaramanga con quemaduras de tercer grado, no contaba con afiliación a seguridad social.
‘A la mano de Dios’

El jueves 18, dos hombres que trabajaban en la construcción de un local comercial, sufrieron un grave accidente cuando un arrume de canaletas se desplomó sobre uno de ellos y tuvo que ser llevado de urgencias a un centro clínico de la ciudad, mientras el otro sufrió heridas en un pie.

Los dos accidentes, ocurridos a obreros de construcción, prenden las alarmas en el municipio sobre el control y vigilancia de la seguridad en las obras y la irresponsabilidad de los empleadores al no afiliar a los trabajadores al Sistema de Riesgos Profesionales, así como otras irregularidades en las que estarían incurriendo al momento de ejecutar las obras.

Franz Mutis, Presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, reconoce que aunque no hay una reglamentación específica universal frente al tema de seguridad industrial, sí existen unos lineamientos básicos como la utilización de cascos y calzado especial.

“Cada empresa maneja protocolos de seguridad, sobretodo, las constructoras  deben manejar normas específicas para cada tipo de actividad, como lo son la seguridad para trabajos en altura”.

De igual forma, el especialista añade, que esto es más preocupante si las construcciones son ilegales, “pues es un atentado contra el derecho público y las normas urbanas deben velar por controlar y vigilar este tipo de actividades”.

Frente a esta situación, la Curaduría Urbana señala que a la entidad sólo le compete el trámite de expedición de la licencia,  en la que queda estipulada al constructor que debe “ejecutar la obra de forma que garantice la salubridad y seguridad de los trabajadores”, establece el documento de expedición.

Carlos Larios, director de esta dependencia expresa que, “a la curaduría le compete solamente el trámite de licencia, se revisa el proyecto técnicamente de acuerdo al diseño y normatividad de la obra, luego le damos el traslado a la oficina de planeación y la de control y espacio público”.

Larios recalca que, “este tipo de riesgos son los que el constructor debe planear y son contingencias que el contratista debe establecer”.

LA VOZ DEL EXPERTO
Osvaldo De J. Altamar A.

Director territorial, oficina especial de Barrancabermeja del Ministerio de la Protección Social y Presidente del Comité Local de Salud Ocupacional
“Es grave los hechos que ocurrieron porque aquí los empleadores ni empresarios conocen las normas que deben cumplir, ni son concientes de los riesgos a los cuales están expuestos los empleados.

Actualmente, además de la obra sellada, estamos haciendo seguimiento a otras, en la que hemos encontrado que los obreros no tienen ni siquiera cascos especiales para trabajar.

Hemos pedido a la Curaduría Urbana el listado de las obras que actualmente se adelantan en la ciudad para conocer de cerca si los empleadores están cumpliendo con afiliar a sus trabajadores al régimen de salud. Al hotel se le recomendó que parara la obra hasta tanto los obreros no estén afiliados a la seguridad social.

De igual forma la Curaduría Urbana, que es la que da la licencia, debe exigir que como mínimo en las firmas contratistas haya una persona que esté al tanto de la seguridad ocupacional.

Ninguna obra pueda empezar sin tener asegurados a sus empleados a seguridad social porque cualquier accidente por mínimo que sea acarrea graves consecuencias para los empresarios. Las autoridades municipales no se pueden limitar a sólo exigir la licencia o el permiso, como mínimo esto lo debe saber el inspector de ornato y espacio público. De igual forma, solidariamente responsable es el contratista”.

Inspección de espacio público no tiene la obligación

Humberto Neira Arenas, inspector de ornato y espacio público en Barrancabermeja, asegura que, “tenemos la competencia de cumplir con la ley 388 del 97 en la que queda estipulado que debemos ejercer control y vigilancia a las construcciones que cuentan con la licencia, para verificar que estén cumpliendo con lo estipulado en ella.

También hacemos operativos esporádicos por iniciativa de la inspección o por quejas anónimas de la comunidad para hacer el trámite respectivo de sellamiento a las obras que no tienen la licencia”. Frente a los hechos ocurridos Neira Arenas argumenta que, “no fue por causa del accidente ocurrido que se selló la obra del hotel ubicado sobre la calle 50 con carrera 13, sino porque el piso que estaban interviniendo no tenía licencia de construcción”. De igual forma, el cierre se hizo después de la entidad se enteró de lo sucedido.

LISTA
Obras de construcción mínimas que requieren licencia:

1 Ampliación
2 Adecuación
3 Modificación
4 Reforzamiento estructural.
5 Encerramiento

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad