Ciudad Milagro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-20 18:59:15

Ciudad Milagro

Alguien dec√≠a que las ciudades en Am√©rica son un milagro. Surgen de la nada como un sue√Īo.
Ciudad Milagro

Grandes metrópolis no tienen más de un siglo de existencia mientras que en Europa se necesitaron  siglos y siglos para que el desarrollo de una gran capital sobrepasara los suburbios y se absorbieran los poblados vecinos. Berlín absorbe un siglo después a Donhen, el poblado en donde nació Lenguerke.   

De ah√≠ que nosotros en Colombia llamemos a Pereira la ciudad milagro, hoy una ciudad cercana al mill√≥n de habitantes. De las ciudades milagro que han sorprendido en estos d√≠as es Aguachica, en el sur del Cesar. Nace como poblado en una sabana seca en el siglo pasado, en un cruce de caminos en donde los primeros ranchos dieron albergue a los comerciantes que de Oca√Īa se dirig√≠an al R√≠o Magdalena.

Luego la carretera a la costa le abrió un nuevo horizonte y la región se convirtió en un emporio agrícola y ganadero. Nunca una ciudad por azar estuvo también ubicada en el cruce de todos los caminos. El Río Magdalena es una cercanía al mar, el ferrocarril el día que rueden  nuevamente sus trenes tendrá en Aguachica una gran estación de carga. Está ubicada geográficamente a 80 kilómetros de la frontera venezolana, a 217 del  Mar Caribe y a 100 de la mina de carbón más grande del mundo, con una cercanía de 35 mil hectáreas de palma africana.

Su ubicación en una planicie baja la hace ideal para el mega aeropuerto que busca el país y evitar los vuelos a la Sabana de Bogotá. Como todas las ciudades en donde la guerrilla y los paramilitares se disputaron el territorio, Aguachica vivió una escalofriante guerra y una cadena de crímenes selectivos en donde su dirigencia cayó asesinada en las calles. También surgieron laboratorios de paz con resultados que hoy son ejemplo en el país. A pesar de los desastres de la violencia, Aguachica hoy es una ciudad que crece como ninguna otra en el país.

El desarrollo ganadero y agr√≠cola de la regi√≥n es ostensible, la palma africana, los cultivos de ma√≠z, sorgo y algod√≥n volvieron a ser de Aguachica una ciudad de oferta de trabajo como ninguna en el pa√≠s.¬† Una serie de poblaciones cercanas giran como sat√©lites a su alrededor y dependen de sus influencia econ√≥mica que llega a pueblos ubicados a la margen izquierda del R√≠o, como es el caso de Morales, San Pablo y Simit√≠. Los grandes almacenes como Carrefour y el √Čxito piensan construir all√≠ sedes, lo que constituye un √≠ndice del futuro que se le avecina a este polo de desarrollo. Ojala su dirigencia sepa definir el tipo de ciudad moderna que¬† se requiere en estos tiempos en donde las ciudades intermedias sin poluci√≥n ni atascamientos vehiculares, tranquilas y amables, son el ideal para vivir.

En un futuro cambiar√° de nombre, no ser√°¬† Aguachica sino Aguagrande, o quiz√°s Amauroto la ciudad de la Utop√≠a de Tom√°s Moro. ¬ŅPor qu√© no? En Amauroto cada casa ten√≠a un solar que era un huerto, y el oficio principal de los hombres era la agricultura, nadie vagaba sin oficio ni sufr√≠a la fatiga del trabajo para no provocar la infelicidad.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad