Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
19ºC
Actualizado 08:46 am

Excursión de colegiales | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-26 01:02:39

Excursión de colegiales

Hago, como una gran parte de los colombianos, un inmenso esfuerzo por pagar cada mes la pensión de un colegio. ¿Para qué?, pues para que los instruyan académica y socialmente, en un ambiente seguro y de respeto a la pluralidad y la diversidad de valores que cada familia profesa y transmite a sus vástagos.
Excursión de colegiales

A mi no me cuela ese cuento de que el colegio también forma “en principios”. Los colegios confesionales (de cualquier religión o credo) terminan siendo recalcitrantes y dogmáticos, al punto de tatuar en los jóvenes solamente los grandes vicios de la moral social actual: intolerancia y exclusión. Por su parte, los colegios laicos o secularizados (menos peligrosos que los anteriores), enfrentan la convivencia que exige el proceso formativo con meras normas disciplinarias de cuartel, cumplidas por represión no por convicción, que permiten la instrucción académica del rebaño -sin muertos-; pero ahorran cualquier esfuerzo humanista que pueda entenderse como adoctrinamiento filosófico o ideológico de los pupilos. En fin, la talla interior del individuo, como un humano con contenido y posición definida ante la vida, queda donde siempre ha estado: en la casa.

Además, los colegios ahora promueven excursiones fuera de la ciudad, que generan costos adicionales para los padres y riesgos para los viajeros; todo dizque a cambio de un aporte a la instrucción académica de los muchachos. Creo que muchos de nuestros problemas se deben a que nos negamos a vivir en nuestra realidad. En un país como el nuestro, con una deplorable infraestructura vial y un índice de accidentalidad destacado en el mundo, ¿es oportuno propiciar las salidas de los escolares a viajes por carretera?.

Es como si en Estados Unidos, con crítica situación de violencia juvenil, invitaran a los niños a portar cuchillos para la clase de zootecnia, o como si en la franja de Gaza les pidieran llevar explosivos para el estudio de la física; o como si en Camboya, país muy afectado por las minas antipersonales, les proponen visitas peatonales rurales a los niños. ¿Para qué tomar la carretera de Melgar, por ejemplo (una de las de más alto índice de accidentalidad del país)? ¿Qué puede uno aprender de historia, de arte o de biología en Melgar? (sin demeritar).  Los pequeños riesgos de existir: en el colegio; los grandes riesgos: con los papás –al menos hasta que sean grandes-, creo yo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad