Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
25ºC
Actualizado 03:18 pm

La Corte Suprema y el juicio a los parlamentarios | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-27 05:00:00

La Corte Suprema y el juicio a los parlamentarios

La Corte Suprema de Justicia no tenía otra salida que la de aceptar la doble instancia para los parlamentarios que había venido juzgando y, por lo tanto, era viable tanto la renuncia al fuero, como la investigación en primera instancia por parte de la Fiscalía.
La Corte Suprema y el juicio a los parlamentarios

De entrada esto fue muy mal visto, por cuanto los parlamentarios involucrados en las investigaciones le querían sacar el cuerpo a la seriedad de la Corte y veían más fácil escaparse por la vía de la Fiscalía, para ellos menos drástica y más manejable.

Sin embargo existía otro antecedente y era que la Corte Constitucional había ordenado al Congreso elaborar el correspondiente acto legislativo para darle cabida a esa segunda instancia Pero a su vez existía otra razón todavía más poderosa, como la de acatar normas que están suscritas en tratados internacionales, para preservar los derechos humanos y, por lo tanto, debían ser acatadas por Colombia, de acuerdo con la constitución.

Es lo que se conoce en derecho constitucional¬† como el bloque de constitucionalidad, que obra a manera de una super constituci√≥n, porque ampara derechos que la comunidad universal debe observar y acatar. En esa forma, por m√°s que la constituci√≥n se√Īale en su art l86 que los delitos cometidos por los congresistas deben ser conocidos en forma privativa por la Corte Constitucional, prima aqu√≠ la norma internacional, para tutelar ese derecho de validez universal y que involucra el debido proceso¬† al darle la garant√≠a de una segunda instancia a los parlamentarios.

Colombia y la mayor√≠a de los pa√≠ses siempre han reconocido la primac√≠a de las normas de car√°cter internacional sobre el derecho interno de los pa√≠ses, a excepci√≥n de los Estados Unidos que privilegia el derecho interno sobre el internacional. Ese es el peligro, entre otras cosas, que corre¬† el presidente Ch√°vez, para que¬† le apliquen la misma receta que al general Noriega de Panam√°, quien fuera capturado, juzgado y condenado por los Estados Unidos por violaci√≥n a su derecho interno. Y adem√°s, la Corte Suprema mataba dos p√°jaros de un solo tiro, pues si bien es cierto la Corte Constitucional hab√≠a ordenado la doble instancia, lo hac√≠a dentro de la misma Corte, al llevar la √ļltima instancia a la sala plena.

Pero como exist√≠a el conflicto con el ejecutivo, lo zanj√≥ aceptando a la Fiscal√≠a como una primera instancia. As√≠ que pr√°cticamente se legisl√≥ de hecho, pero con bases legales, aunque falta que se reforme el art l86¬† ya citado, para darle cabida a las dos instancias. Se impon√≠a un constitucionalismo r√°pido, de consenso entre las distintas ramas del poder p√ļblico.

Es la dinámica de la modernidad y el derecho no se podía quedar atrás. Esa es la razón, o las razones,  por las cuales la Corte Suprema de Justicia permitió la renuncia del fuero parlamentario y la aceptación de la Fiscalía como primera instancia, así nos hubiera dejado u n mal sabor en la boca la actitud inicial de los parlamentarios, con la renuncia de su fuero para buscar aleros más propicios y benévolos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad