S√°b Dic 10 2016
24ºC
Actualizado 01:00 pm

El éxito del pasado no es garantía del éxito del futuro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-12 01:55:14

El éxito del pasado no es garantía del éxito del futuro

Existe una forma diferente de ser fuertes en un mundo globalizado. M√°s all√° de las grandes compa√Ī√≠as, cuyas fortunas crecen como la espuma.
El éxito del pasado no es garantía del éxito del futuro

Se trata de un modelo responsable de muchos de los milagros econ√≥micos de regiones o ciudades regiones, con una base muy amplia de micro y peque√Īas empresas que hoy son ejemplo en el mundo.

Uno de esos casos es el del pa√≠s Vasco, una comunidad aut√≥noma espa√Īola, que hoy tiene uno de los crecimientos m√°s importantes no solo de Espa√Īa sino de Europa y ocupa el tercer escal√≥n en el √≠ndice de desarrollo humano en todo el mundo.

Uno de los autores de este fen√≥meno, que sigue su crecimiento, es Jon Azua, experto en el tema de clusters y quien luego de ser una de las autoridades del gobierno del pa√≠s Vasco, se ha dedicado a explicar en qu√© consiste la estrategia de los clusters, tema al cual tambi√©n le ha apuntado Santander en los √ļltimos a√Īos.

Vanguardia Liberal habló con el profesor Azua sobre el modelo, sus ventajas, los retos y las posibilidades de aplicación en la región.

Vanguardia Liberal: ¬Ņc√≥mo es la experiencia del pa√≠s Vasco con los clusters y c√≥mo entender ese t√©rmino?
Jon Azua: En el pa√≠s Vasco llevamos una estrategia de competitividad y pol√≠tica industrial totalmente distinta a la existente en los a√Īos 80 en el mundo y en Europa, para pasar de una profunda crisis a una situaci√≥n profundamente positiva.
Esa estrategia estuvo basada en una apuesta por la ¬Ďclusterizaci√≥n¬í que es romper el concepto sectorial para pasar al concepto multindustria. All√≠ tambi√©n se incorporaron los conceptos de econom√≠a, territorio y pol√≠ticas sociales.
Fue una apuesta por la microeconomía contra el pensamiento dominante de la macroeconomía.

V.L.: ¬ŅCu√°l fue el resultado?
J.A.: Esto permitió movilizar a miles de empresarios del país por un proceso ambicioso que hoy sigue siendo una auténtica realidad superando con creces lo que inició en su momento.
Hay, actualmente, 17 clusters totalmente organizados que de forma permanente trabajan detr√°s de sus propias estrategias y sus propias agendas.

V.L.: ¬ŅSon los clusters una alternativa para regiones netamente microempresariales como Santander?
J.A.: Esa es la fotografía de casi todas las regiones del mundo, donde, entre un 90% y 96% de micropymes son las que componen los tejidos empresariales. Es la respuesta al mundo en que nos movemos que exige redes y alianzas.
Y es que precisamente, lo que una micropyme o Pyme no es capaz de conseguir, se puede lograr desde un cluster que es una herramienta natural que posibilita muchos de estos elementos.

V.L.: ¬ŅSi el cluster es natural, por qu√© desde un principio las empresas no se organizaron como tal?
J.A.: El cluster corresponde a los cambios que requiere la industria.
Durante a√Īos hemos vivido en t√©rminos de sectores pero el mundo de hoy obliga a una interdisciplinariedad, a los multinegocios, a una relaci√≥n de convergencia tecnol√≥gica, disciplinas y deslocalizaci√≥n o glocalizaci√≥n a lo largo de todo el mundo.
A esa nueva demanda, responde la clusterización.

V.L.: ¬ŅTodos los sectores responden igual?
J.A.: Yo sostengo que toda actividad econ√≥mica es susceptible de clusterizaci√≥n. Lo que hace marcar la diferencia de quien responde mejor que otros son las personas y las empresas. Es su compromiso con la estrategia y su complicidad con un proyecto com√ļn, su capacidad de aprender y comprometerse con el proceso.
Es un proceso que se tiene que abordar en planteamientos de largo plazo y con agentes¬† p√ļblicos y privados que garanticen unas mejoras de la competitividad.

V.L.: Todos hablan de clusters, todos quieren tener un cluster. ¬ŅEs muy dif√≠cil de consolidar este modelo?
J.A.: Es muy complejo. El propio Michael Porter se√Īala que la clusterizaci√≥n est√° de moda y es la recomendada por los grandes organismos, sin embargo, la inmensa mayor√≠a de las iniciativas de clusterizaci√≥n en el mundo han fracasado.

Pero fracasan por la gente, por la falta de compromiso.
La gente tiene que meter muchas horas, muchos recursos, tiene que ganar confianza, tiene que entender las claves esenciales.

Esto no es encargar un estudio de consultoría para que alguien te diga qué tienes que hacer y las líneas estratégicas que tienes que llevar a la práctica. Esto es un proceso permanente que lleva su esfuerzo.
Sin embargo, los casos de éxito muestran unos resultados extraordinarios.

V.L.: En regiones como la nuestra que tiene varios sectores representantivos ¬Ņc√≥mo se selecciona a qu√© se debe apuntar?
J.A.: Es inevitable, por economía de recursos, y por la necesidad de ir concentrando y focalizando una actividad, identificar y elegir unas primeras áreas de actividad sobre las que se quiere clusterizar.

Estas son aquellas que, a priori, tienen unas fortalezas evidentes y que marcan una diferencia entre la propia ciudad o región.
Eso de que todo mundo quiere tener un cluster en la vida es muy cierto. Pero se debe animar a los sectores a que cumplan ciertos requisitos para que puedan entrar al proceso.

V.L.: ¬ŅHay sectores que funcionan mejor como clusters (por ejemplo los tecnol√≥gicos) que otros?
J.A.: Los clusters no tienen que centrarse en las industrias creativas, las ¬Ďfashion¬í o las grandes industrias innovadoras o tecnol√≥gicas.
Las industrias que tradicionalmente podrían ser consideradas más maduras también pueden entrar en esta experiencia… por ejemplo sectores tan primarios como el agro.
Se puede apostar por aquello en lo que se tiene capacidad de hacer. También se puede promover un cluster sobre el que no se tiene un gran desarrollo pero sí unas mínimas fortalezas.

V.L.: Ese fue el caso del país Vasco…
J.A.: Allá apostamos por promover un cluster para la industria aeronáutica cuando teníamos muy poca base aeronáutica en la industria real.
Había, sin embargo, una cantidad de industrias que podían pasar de la producción de automóvil o acero a la aeronáutica.
El resultado es que hoy tenemos una industria extremadamente exitosa y con una cartera de productos muy alta.

V.L.: ¬ŅCada regi√≥n con su cluster?
J.A.: Cuando una analiza los clusters hay una raz√≥n muy importante que es el legado hist√≥rico cultural que explica por qu√© en un determinado sitio se desarrolla una actividad concreta. El ¬Ďadn¬í de la regi√≥n que es lo que marca la diferencia.

V.L.: Pero ¬Ņcaben varios clusters de un mismo producto en un solo pa√≠s?
J.A.: Cometemos el error de hablar del mismo nombre cuando son cosas diferentes.
Un cluster el calzado en Italia, uno en la India y otro aquí, no son necesariamente iguales.

Sí agrupan a unas empresas, tienen algunos elementos comunes, terminan produciendo zapato, pero muy distinto.
Unos se basan en la alta gama, con el valor en el dise√Īo y la ingenier√≠a, otros ponen el valor en los materiales y otros en el precio, por ejemplo.
Lo que sí es cierto es que los clusters con verdadera diferenciación tienden a concentrarse de manera especializada a lo largo del mundo.

V.L.: ¬ŅAunque fue corta su visita a Bucaramanga, c√≥mo ve a la ciudad en el impulso que est√° dando a algunos clusters?
J.A.: Hay un aparente entusiasmo y compromiso con la idea de apostar a un planteamiento de ciudad y de región, partiendo de unas bases de industrialización histórica, con una presencia de determinadas actividades potentes que entienden que pueden ser objeto de una mejora considerable y pueden estar en el espacio competitivo internacional.

Con ese entusiasmo y flujo de ideas, personas y compromisos, parece muy positivo y parece que es algo sobre lo que se puede construir y potenciar de forma importante.
El verdadero tema está a partir de aquí, en dar los pasos necesarios con el compromiso, la intensidad y los recursos debidamente alineados para que esto funcione.

V.L.: Santander tiene un cluster conformado que es el de petr√≥leo y gas ¬Ņqu√© se necesita para que siga creciendo y se mantenga?
J.A.: Ser concientes que esto es a largísimo plazo, requiere esfuerzo y dedicación y supera una legislatura.
La consolidación de un cluster puede durar toda la vida. Es inacabable por las mismas demandas de la economía.

En el pa√≠s Vasco, se tiene claro que no vale seguir haciendo lo mismo. Queremos ser el n√ļmero 1 en Europa para el 2030 y nuestros propios clusters tienen que dar ese salto.
Y cuando se habla de clusters son las empresas, los centros de investigación, los gobiernos.
Hay un lema muy claro: y es que el éxito del pasado no es garantía del éxito del futuro y esto te obliga a mejorar todos los días.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad